TRAS LAS REJAS


La semana pasada, en un juicio histórico, la justicia norteamericana condenó a cuatro años de
prisión a Kevin Mitnick, el hacker que a través de Internet logró violar los sistemas de seguridad de Motorola,
Novell, Nokia, Sun Microsystems y la Universidad de California. Aunque el pirata informático se encuentra
recluido desde su captura en 1995 sólo hasta ahora se produjo la sentencia pues la ausencia de
legislación sobre esta clase de crímenes hizo que el proceso se estancara varias veces. Mitnick, cuya
vida será llevada al cine gracias a la magia de Disney, podrá salir bajo libertad condicional en enero del
próximo año pero sólo hasta 2003 podrá volver a usar un computador.