Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/27/1998 12:00:00 AM

UN CANCILLER DE CARRERA

Con su nombramiento como nuevo ministro de Relaciones Exteriores Camilo Reyes corona una larga trayectoria en la Cancillería.

UN CANCILLER DE CARRERA UN CANCILLER DE CARRERA
Tras la renuncia de María Emma Mejía a la Cancillería, decidida la semana pasada con el objetivo de unirse a la campaña de Horacio Serpa, el viceministro Camilo Reyes Rodríguez recibió casi inmediatamente una de las noticias más gratas de su vida. El presidente Ernesto Samper había tomado la determinación de nombrarlo como sucesor de María Emma. El acto cobró una importancia significativa pues por primera vez en mucho tiempo las consideraciones políticas fueron dejadas de lado para darle paso a los méritos administrativos. Para muchos, con el nombramiento el presidente Samper mató dos pájaros de un solo tiro. Por un lado, hizo valer la trayectoria de un hombre que, como Reyes, llevaba años recorriendo con paciencia y buen tino la carrera diplomática. Por el otro, escogió al único candidato capaz de culminar la labor de la Cancillería en lo que queda de su gobierno sin mayores traumatismos.
Luego de haberse graduado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano como licenciado en relaciones exteriores y diplomáticas Reyes inició una carrera meteórica en la Cancillería, escalando puestos hasta llegar a la secretaría privada, cargo que lo llevaría a ocupar la embajada ante las repúblicas Checa y Eslovaca, antes de regresar al país para asumir el viceministerio desde el comienzo del gobierno Samper. Y es precisamente su trayectoria la que lo convirtió en el hombre idóneo para rematar la agenda internacional del actual gobierno.
Quienes han trabajado con él afirman que no sólo conoce a fondo el funcionamiento interno del Ministerio sino que maneja los asuntos exteriores con envidiable propiedad. Y lo que es más importante, sabe identificar los intereses colombianos en cada uno de los temas, sacándoles el máximo provecho en las eventuales negociaciones o tratados. Culto, aplomado e introvertido, el nuevo ministro no gusta de la publicidad. Es más bien un individuo de bajo perfil que prefiere la acción a la elocuencia. Detrás del temperamento frío y distante que puede resultar de un primer encuentro se esconde un hombre con un fino sentido del humor que no pierde oportunidad para soltar frases sarcásticas y oportunas en el transcurso de un agitado día de labores.
Aunque nadie espera que su cancillería sea muy diferente de la de su antecesora, Reyes tiene desde ya una lista de prioridades que aspira a sacar adelante desde sus propias perspectivas. En ella sobresalen dos puntos específicos. El primero es la reunión de ministros del movimiento de No Alineados, que tendrá lugar en mayo. El segundo es la reunión de la ONU en torno a la lucha universal contra las drogas, que se realizará en junio y durante la cual Colombia sentará su posición frente al tema.
En todo caso su llegada al máximo cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores es un homenaje más que merecido para un hombre que llevaba prácticamente toda su carrera preparándose para el cargo.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com