Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/1995 12:00:00 AM

VIEJAS CHISMOSAS

Con su participación en el concurso de Cartagena, Tola y Maruja se coronaron como las nuevas reinas del humor.

VIEJAS CHISMOSAS VIEJAS CHISMOSAS
LAS DOS SEÑOras paisas que desde las calles de Cartagena comentaron los pormenores del Concurso Nacional de Belleza eran hace unos meses prácticamente desconocidas en Colombia, con excepción de Antioquia. Porque allí, desde hace cerca de cinco años, Tola y Maruja son superestrellas. Con sus comentarios no sólo hacen reír a carcajadas sino que comunican toda la idiosincrasia de los paisas. Después de pasar la prueba de fuego de aparecer durante más de una semana en televisión, estas viejas chismosas lograron hacer algo que ni sus creadores imaginaron: abrir las fronteras de su humor a todo el país.
La razón para ello es que, a pesar de su acento, Tola y Maruja son dos personajes que bien podrían haber salido de cualquier medio cultural colombiano. "Nos cuidamos de no ser muy regionalistas. Sólo utilizamos el acento paisa, algunas palabras y muletillas características de esa región", dicen sus creadores, Carlos Mario Gallego y Sergio Valencia, cuya amistad nació casi simultáneamente con los personajes.
Todo comenzó en la cafetería de la Universidad de Antioquia, donde Carlos Mario estudiaba comunicación social y Sergio literatura. Sin saber a qué horas, el diálogo de los dos compañeros se fue convirtiendo en la conversación de dos señoras muy paisas, que comentaban los asuntos locales y cotidianos. "Nos inspirábamos en las mamás y en las tías, con sus dejes, para hablar de temas universales", dice Carlos Mario. Estas tertulias siempre atraían a su alrededor a un grupo de compañeros que gozaban del juego. Por mucho tiempo Tola y Maruja no fueron más que una manera de dos estudiantes de pasar el tiempo libre y matar la 'aburrición'. Sin embargo, ante la aceptación de ese primer público, pensaron que valía la pena darle un carácter y una personalidad más definidos a sus personajes. Fue entonces cuando las convirtieron en viejas de carne y hueso.
En 1990, para el lanzamiento de un libro de caricaturas de Carlos Mario, decidieron realizar un montaje de humor. Sin más disfraz que sendas pañoletas y carteras y una sombrilla -que aún mantienen- salieron al escenario por primera vez como Tola y Maruja. Carlos Mario eligió el nombre de una gran amiga de su mamá, Anatola, "que hablaba hasta por los codos". Sergio se inspiró y decidió bautizarse como Flor Maruja del Perpetuo Socorro Hincapié de Muñetón. El lugar perfecto para su chismorreo fue una parada de bus, donde las dos mujeres comentaban el acontecer nacional y chismoseaban sobre los personajes cotidianos. Las dos señoras tienen una personalidad muy similar. Tan tacañas como religiosas y desconfiadas, las une ante todo una pasión común: el chisme. "Les encanta hablar, de lo que sea, y todo lo que disen es de muy buena fe y sin la intención de perjudicar a nadie", aclara Carlos Mario.
Lo que pocos saben es que quienes están detrás de Tola y Maruja son dos profesionales que provienen de los medios intelectuales de Medellín. Carlos Mario ha sido caricaturista en importantes diarios del país y Sergio es un destacado activista en programas comunitarios. Desde cuando se conocieron en la universidad se convirtieron en aliados para todo tipo de proyectos. En 1985 crearon una revista de humor negro, Frivolidad, parecida en su estilo a la desaparecida publicación bogotana Chapinero. "Nos quebramos en cada uno de los cinco números que hicimos", dicen. El tema central del sexto, que no pudieron financiar, era 'Los diez hombres más pobres del mundo, según Infortune', una parodia a la famosa lista de multimillonarios que anualmente publica la revista Fortune. Ante la falta de presupuesto se olvidaron de la publicación y realizaron un montaje con ese tema para presentar la obra ante sus amigos.
Aunque en el repertorio de esta pareja de humoristas hay otros personajes, Tola y Maruia fueron las que se robaron el show. Durante tres años tuvieron un espacio en Teleantioquia y, desde allí se convirtieron en el símbolo del humor paisa, al igual que el famoso Montecristo lo fue en otras épocas. El primer 'vitrinazo' a nivel nacional llegó hace unos meses, cuando consiguieron un espacio en el programa Sábados Felices Ahora, después del éxito obtenido en el reinado, les han llovido más propuestas de trabajo que a las mismas candidatas.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com