Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/1999 12:00:00 AM

VUELO SECRETO

Sesenta años después de su desaparición, un antropólogo dice haber encontrado los restos de Amelia Earhart.

VUELO SECRETO, Sección Gente, edición 867, Jan 11 1999 VUELO SECRETO
Despues de haber sido la primera mujer en atravesar el Atlántico en su Lockheed Electra el sueño de Amelia Earhart era convertirse en la primera persona en darle la vuelta al mundo en un avión. El 2 de julio de 1937 le faltaban 3.710 kilómetros para completar esa hazaña. Ella y su navegante, Fred Noonan, habían partido el primero de junio de Hawai hacia California en un recorrido que incluía Puerto Rico, el norte de América del Sur, Africa y el Pacífico. Había volado 11.660 kilómetros del trayecto, dos tercios de la distancia total para circunnavegar la Tierra. Ese día se alistaba para cumplir con un nuevo tramo de su itinerario, desde Nueva Guinea hasta Hawai. Aun cuando se trataba de uno de los tramos más difíciles los pronósticos eran favorables. No obstante, cuando se encontraba a 12.000 pies de altura y se disponía a cumplir con el plan de vuelo, su avión perdió contacto con tierra. Earhart no llegó a su destino y pese a que se dispuso de un operativo de salvamento nunca se pudo rescatar el avión ni la tripulación.
Desde entonces el enigma de lo que fueron sus últimas horas ha desvelado a muchos historiadores sin que se haya podido esclarecer la verdad. Pero la semana pasada Richard Gillespie, director del International Group for Historic Aircraft Recovery, anunció el hallazgo de una pieza clave de este rompecabezas. La base de las afirmaciones de Gillespie es un reporte médico, realizado hace 57 años, cuando soldados ingleses encontraron en las islas polinesias los huesos de un ser humano. Luego de exámenes los médicos establecieron que se trataba de un hombre. Pero Gillespie revisó ese documento, practicó nuevas pruebas a los despojos y concluyó que los galenos estaban equivocados. Los huesos pertenecen, según él, a una mujer de ascendencia europea y de 1,62 metros de estatura, descripción que encaja con la de Earhart.
Muchas teorías se han tejido acerca de la suerte de esta pionera de la aviación. Desde la más simple, que señala que se quedó sin gasolina y se estrelló en el Pacífico, hasta las más inauditas, como por ejemplo que fue hecha prisionera por los japoneses, o que su desaparición fue intencionada para escapar al acoso de su fama. También está la hipótesis de que ella cambió de identidad y continuó una vida normal en New Jersey. El hallazgo de Gillespie apoyaría una nueva explicación: que Earhart se estrelló en las islas Nikumaroro. Gillespie dice que ha recuperado en la región piezas de aluminio que, según él, pertenecían al avión de la norteamericana.
Sus teorías han encontrado resistencia entre los expertos, quienes se cuestionan por qué en el mismo lugar no se han encontrado las partes más grandes del avión, como los motores. Por otro lado, estiman que los huesos pueden pertenecer a cualquiera de los miles de náufragos europeos que murieron en esa isla una década antes de que desapareciera la aviadora.
Gillespie piensa continuar su búsqueda y demostrar a sus detractores que está en lo cierto. Su objetivo ahora es encontrar más huesos en Nikumaroro para someterlos a pruebas de DNA que permitan confirmar que pertenecían a Amelia Earhart. Mientras tanto el misterio de la desaparición de esta aventurera seguirá cautivando a todos los amantes de la aviación.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com