historia

Winston Churchill: ¿un blanco supremacista?

Un panel de académicos señaló que este líder era racista y que su política llevó a un impero peor que el de los nazis. ¿Qué hay de cierto?


Hasta el momento Winston Churchill ha gozado de una reputación intachable al punto que muchos lo han considerado el personaje más relevante del siglo XX. Pero un grupo de académicos presentes en un panel realizado en el Cambridge College piensa muy diferente al resto del mundo. En la discusión, que se hizo para analizar su legado, el grupo de profesores lo acusó de tener una filosofía similar a la de los blancos supremacistas. Aún más, dicen que ese tipo de vision estaba personificada en él. “El fue la encarnación perfecta de esta filosofía”, dijeron los expertos.

La discusión titulada “las consecuencias raciales del señor Churchill”, estuvo dirigida por el profesor Priyamvada Gopala. Diarios como The Telegraph y The Times criticaron el evento por tener un gran sesgo en el tema al no convocar a defensores del líder de la Segunda Guerra Mundial. Por el contario, en el evento académico, su legado fue contrastado con acusaciones de racismo según las cuales el primer ministro haría sido cómplice de la hambruna bengala de 1943, que mató a 3 millones de indios.

Durante el evento también se escuchó decir que su filosofía se trasmitía de una forma muy velada, a través del uso de lenguaje diario, como cuando se dirigía a la gente de “habla inglesa” y a los “anglosajones”. Uno de los panelistas, Madhusree Mukerjee, argumentó que el primer ministro veía a los indios como “conejos”, y que sus políticas tuvieron un efecto directo en dicha hambruna.

Además de esto, según el diario The Telegraph, argumentaron que el imperio que el líderó para reducir a la Alemania Nazi de la Segunda Guerra Mundial era mucho más pobre moralmente que el Tercer Reich, y que la visión de Gran Bretaña como un país virtuoso que derrocó a esa nación genocida supone una “narrativa problemática”.

Foto: Archivo SEMANA
Foto: Archivo SEMANA - Foto:

“El imperio británico fue mucho peor que el nazismo y ha durado mucho más”, dijo el profesor Kehinde Andrews, autor de The Psychosis of Whiteness, y agregó que Churchill era la perfecta encarnación de los supremacistas blancos, cuya visión hoy domina la política del periodo pos imperial. “Es un hecho, pero si alguien lo dice se considera herejía”. En efecto, otros coincidieron con él al considerar que el tema de Churchill es intocable y por eso muy pocos se atreven a dañar la imagen de líder de la que hoy goza. Esto, para muchos es un problema histórico pues su nombre no puede ser estudiado ni su legado revisado.

Aunque en los libros de historia Churchill es perfilado como uno de los grandes oradores que inspiró a las naciones aliadas durante el conflicto bélico, y que nunca se rindió ante Hitler, en el panel se escuchó otra cosa. Mukerjee, por ejemplo, lo despojo de todos esos créditos y señaló que habian sido los soviéticos los que derrotaron a los Nazis y que los gringos fueron lo que lograron dominar a los japoneses.

Como era de esperarse los defesores del legado de Churchill no hicieron esperar sus comentarios frente a todo lo dicho en el panel. El historiador Zareer Masani se manifestó antes del evento con una carta que escribió dirigida al Cambridge College en la que advertía que a los miembros del panel le faltaba conocimiento histórico y que se sentarían allí solo para criticar al personaje británico.

Los defensores de Churchill señalan que acusarlo de supremacista blanco es absurdo puesto que el acabó con el personaje más racista de la historia: Adolfo Hitler
Los defensores de Churchill señalan que acusarlo de supremacista blanco es absurdo puesto que el acabó con el personaje más racista de la historia: Adolfo Hitler - Foto:

Otro crítico, Andrew Roberts, author of Churchill: Walking with Destiny, señaló a los panelistas como ignorantes que poseían datos incorrectos. “Los supremacistas blancos quieren que que a las personas de otras razas les sucedan cosas malas. Churchill luchó para proteger a millones de personas de otro color de piel durante el imperio británico. Hizo lo mejor en medio de las dificultades de la Guerra para aliviar la hambruna. Si los japones se hubiesen tomado a la India en este priodio, habría habido muchos más muertes. Finalmente dijo que en su carrera política, en tiempos del imperio británico, Churchill trabajó contra la esclavitud y por los derechos de las personas no blancas dentro de dicho imperio. “Aun más, Churchill fue una pieza clave para destruir al peronsaje más racista de la historia: Adolfo Hitler.