video

25 años de Vladdo

El caricaturista, editor y columnista celebra un cuarto de siglo en SEMANA con una exposición en el Museo de Arte Moderno de Bogotá. Un recorrido por su trayectoria y, de paso, por la historia reciente del país.


El gen del dibujo estaba en su ADN desde el comienzo. Casi desde antes de nacer, pues su abuelo paterno dibujaba y su mamá pintaba. Él creció viéndolos, y desde niño se dio cuenta de que tenía buen trazo y de que sus dibujos quedaban bonitos. Pero solo cuando ‘se la montaron’ en el colegio Vladdo comenzó a hacer caricaturas en forma.

En esa época era solo Vladimir Flórez, el pequeño del curso, y sus compañeros, mucho más altos, le pegaban y lo fastidiaban. Hasta que encontró en el lápiz un arma para defenderse. “Cuando me molestaban mucho, yo hacía una caricatura en donde los pintaba deformes, narizones, echando babas, y eso los disuadía”, cuenta.

Sin embargo, pasó mucho tiempo antes de que viera en eso una forma de ganarse la vida. Incluso alcanzó a dedicarse a otras cosas y trabajó un buen tiempo en la empresa de finca raíz de una tía, en donde le tocaba vender y alquilar casas o apartamentos.

Si quiere leer el artículo completo haga clic en este enlace.