Loading...

Colombia Líder

Ideas Que Lideran / Inspiración

Si hay alguna actividad que sublime la confianza y la esperanza depositadas por una comunidad en una persona para liderar el bien común, es la política. Ya lo decía Aristóteles —uno de sus primeros tratadistas— al declarar que “el bien es ciertamente deseable cuando interesa a un solo individuo, pero se reviste de un carácter más bello y más divino cuando interesa a un pueblo y a un Estado entero”.

Sin embargo, la realidad ha dejado en un ruin lugar el noble oficio de la función pública. Hoy sobran circunstancias que evidencian cuán distante está la ética de la política, que, siguiendo la lógica aristotélica, tienen una relación de subordinación: la primera desemboca en la segunda y se pliega a sus intereses.

Pero a pesar de los errores, existen emprendimientos ejemplares que logran marcar la diferencia y transformar las poblaciones que impactan. Visibilizarlos y exaltarlos fue el objetivo rector de Colombia Líder, una iniciativa que nació para evaluar y premiar la gestión de alcaldes y gobernadores en el país, y que hoy desarrolla múltiples actividades con los protagonistas de la política nacional, bajo la premisa de que “los buenos gobernantes hacen brillar al país”.

Fue instaurada en 2006 y sus creadores —SEMANA, Asobancaria, Fedesarrollo y la Fundación Antonio Restrepo Barco— se inspiraron en un premio que en la década de 1990 otorgaba la Fundación para la Educación y el Desarrollo Social (FES) a los mejores mandatarios locales. Inicialmente, el propósito de Colombia Líder era destacar el trabajo desarrollado por los alcaldes y gobernadores durante sus cuatro años de gestión, por lo que la primera premiación fue otorgada a finales de 2007, momento en que los gobernantes concluían sus mandatos del periodo 2004-2007.


Las distinciones eran concedidas a quienes se autopostularan en alguna de las seis categorías establecidas: municipios de menos de 20.000 habitantes; de 20.000 a 50.000; de 50.000 a 200.000; de 200.000 a 500.000; de más de 500.000; y Gobernaciones. Los interesados debían completar un formulario de 15 preguntas generales y cumplir los requisitos estipulados, y un jurado independiente elegía a los ganadores.

A la primera convocatoria se presentaron 188 alcaldes y 19 gobernadores, y la premiación tuvo una acogida tan efusiva que llamó la atención del gobierno central, que meses más tarde quiso aliarse con Colombia Líder, a través del Departamento Nacional de Planeación (DNP), con un nuevo incentivo para los mandatarios: galardonar el mejor Plan de Desarrollo para el periodo 2008-2011.

Un año más tarde, Acción Social también se unió a la intención de elogiar la buena gestión pública enfocada a la superación de la pobreza extrema. Se creó entonces otro galardón para quienes lograran reducir ostensiblemente los índices de pobreza, teniendo como condición primaria que los entes territoriales adhirieran a la Red Juntos: una estrategia de Acción Social orientada a ofrecerles a 1,5 millones de familias opciones para acceder a los diferentes programas sociales que ofrecía el Estado en aras de mejorar, así, sus condiciones de vida.

La acogida fue sorprendente: de 37 municipios que contempló la prueba piloto de la Red Juntos se pasó a 850. Y por primera vez se implementó un aplicativo web de inscripción para los alcaldes y gobernadores aspirantes al reconocimiento. Además se diseñó un sistema de monitoreo de la Red desde la sociedad civil —para lo cual fue clave el apoyo de las Naciones Unidas mediante el PNUD y ODM—, y se realizó una gira por Colombia con empresarios en la que se desarrollaron talleres, foros y charlas sobre responsabilidad social, bajo la premisa de que superar la pobreza es tarea de todos. Este intercambio de experiencias fue sintetizado en una separata que se distribuyó a las regiones a través de medios locales.

El impacto que había cosechado Colombia Líder no paró allí. En 2010, se unió al propósito de la Fundación Saldarriaga Concha de incentivar la inclusión social y el trabajo a favor de las personas discapacitadas, y conjuntamente se lanzó un nuevo galardón para los mandatarios que mejores iniciativas y progresos tuvieran en este tema.

Posteriormente, a Colombia Líder se vincularon otros aliados que hicieron posible el crecimiento de esta iniciativa: junto con el ICBF y el PNUD se concibió, en 2010, el premio Construyendo Sueños, que consiste en distinguir a aquellos mandatarios que mejor involucren a niños y niñas como actores esenciales en la definición del Plan de Desarrollo de sus territorios; y con Reconciliación Colombia y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional —conocida como Usaid— se puso en marcha, en 2015, el premio Mejores Gobernantes en Reconciliación.

La evolución de Colombia Líder no solo se dio en fondo, también en forma. Con el apoyo de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas) se desarrolló un modelo econométrico para evaluar a los 1.102 alcaldes y 32 gobernadores del país —ya no solo a quienes se auto postularan— en unos indicadores técnicos que fueran medibles para todos. Así, un equipo de expertos de distintas entidades —entre ellas PNUD— ejecuta una primera evaluación de indicadores, basados en los datos aportados por el gobierno nacional, en los siguientes asuntos: pobreza, educación, género, salud, salud sexual y reproductiva, ranking fiscal, seguridad y transparencia.

A partir de esos resultados, los mandatarios finalistas en cada categoría pasan a una segunda fase de evaluación en ámbitos más detallados: salud, educación, medio ambiente, detección de riesgo, acueducto y alcantarillado, saneamiento básico, mercado laboral, empleabilidad, deporte, recreación, cultura, infraestructura y liderazgo. Por un lado, deben sustentar, personalmente y ante un público general, cómo lograron tener los más altos indicadores —estrategia llamada Gobernantes al Tablero—, y por otra parte, se someten al escrutinio de la academia, representada por cerca de 140 profesionales de ocho universidades que evalúan el dosier que entregó cada alcalde y gobernador finalista en su postulación y seleccionan a quienes continúan en la competencia. Finalmente, tras esa selección, un jurado integrado por rectores de universidades, ex gobernantes, funcionarios públicos de alto nivel y reconocidas figuras en distintos campos se encarga de ejecutar la última fase de evaluación y de escoger a los ganadores.

Esta metodología sofisticada y rigurosa se emplea para todos los premios que, actualmente, concede Colombia Líder: tres temáticos —el involucramiento de la infancia y adolescencia en los planes de desarrollo, la superación de la pobreza y las apuestas por la reconciliación— y uno general que evalúa la gestión integral de los mandatarios durante sus cuatro años de gobierno.

Desde noviembre del 2012, adquirió el estatus de asociación con personería jurídica, y sus actuales dueños y asociados son Semana, Asobancaria, Fundación Saldarriaga Concha, Fundación Bolívar Davivienda y Findeter. En calidad de aliados cooperantes están RCN Radio, RCN Televisión y el Banco Davivienda.

A lo largo de la última década, Colombia Líder se ha consolidado no solo como una entidad reconocida en la evaluación de gobernantes, sino como aquella que forja democracia desde y para las regiones. ¿Por qué? Porque su razón de ser cambió: al margen de las premiaciones, esta corporación hoy diseña y desarrolla diversas actividades para alcaldes, gobernadores y equipos de gobierno que pretenden nutrir su quehacer mediante capacitaciones, diálogos, visitas a territorios, formación en comunicación política, intervenciones en foros, intercambios de experiencias con mandatarios nacionales e internacionales, organización de encuentros con terceros, talleres, entre otros.

Este esfuerzo de construcción de país ha dejado claro que es posible hacer política por el bienestar colectivo lejos de las tentaciones del clientelismo, la corrupción y la delincuencia, y ha abonado el terreno para que la sociedad recupere la confianza en lo público.


Quiero conocer el proyecto a mayor profundidad CLIC AQUÍ



Facebook

Twitter

Google



INICIO