Loading...

Detonante

Ideas Que Lideran / Proyectos

Hace un poco más de dos años, una chispa provocó el estallido de una idea: el entretenimiento no debía ser solo una alegría pasajera, sino una herramienta poderosa que, unida a la educación, detonara transformaciones sociales, en contextos de profunda pobreza y violencia.

¿Por qué a una mujer que huyó con sus hijos de una vereda y vive como desplazada le gustaría ir a un súper concierto? Porque la música, además de ser bálsamo para el alma, anima, es portadora vital de mensajes y hace que la mente se ponga en otra sintonía para ver de forma distinta. ¿Por qué a un hombre a quien un grupo armado quemó su casa y arrasó su cultivo le interesaría ir a una feria de ciencia, música y cultura? Porque allí no solo puede encontrar historias semejantes con las cuales identificarse sino, más importante aún, inspirarse para resurgir. ¿Por qué un niño acostumbrado a jugar descalzo en la calle con una improvisada pelota de papel podría sentirse atraído por coger la batuta de una sinfónica? Porque jugar a ser director de orquesta le permite encender su imaginación y enseñarle que hay otras realidades que puede vivir.

Eso es lo que hace el Festival Detonante, una plataforma de entretenimiento sostenible que busca catalizar, extender y magnificar transformaciones sociales detonando experiencias de innovación, emprendimiento, cultura y desarrollo. Nació en el seno Semana Sostenible en 2015 y se realiza junto con dos socios: Compartamos Con Colombia, una corporación multiempresarial sin ánimo de lucro que se enfoca en formar líderes, transferir conocimiento y forjar capacidades organizacionales para propiciar el emprendimiento, y 10Music, una agencia de desarrollo de estrategias de entretenimiento basadas en la música.

Esta iniciativa se estructura a partir de tres ejes: contar, conectar e inspirar. En el primero, encontramos a los protagonistas de los temas más relevantes para una comunidad y los invitamos a que cuenten su historia. Al destacar personas con proyectos transformadores y amplificar sus experiencias pretendemos cambiar la narrativa de escasez y miseria por una de empeño, riqueza y biodiversidad. En el segundo, articulamos actores e iniciativas para fortalecer capacidades y materializar oportunidades. Conectamos emprendedores con empresarios y profesionales en diversas áreas para facilitar sinergias, alianzas y apoyos, a través de un laboratorio de soluciones, charlas, talleres y tutorías. En el tercero, generamos referentes positivos y espacios que inciten a pasar del pensamiento a la acción, y para lograrlo invitamos al escenario a conferencistas y bandas musicales. Todo está permeado por la música, cuyo papel es fundamental en aras de entretener, divertir y armonizar las ganas de cambiar el mundo.

El lugar donde toda esta iniciativa tomó vuelo fue Quibdó, una ciudad que además de sintetizar el lastre de violencia, pobreza y corrupción que vive el país, carga con sus propio drama y abandono. El 75 por ciento de su población es desplazada y casi la mitad es víctima del conflicto armado. Según el Índice de Competitividad Departamental, Chocó tiene las menores calificaciones del país en condiciones básicas.

Después de hacer una inmersión en su territorio y escuchar a sus pobladores entendimos que se requiere mucho más que dinero para solucionar sus problemas. Y a diferencia de otras iniciativas de intervención en la región, Detonante se propuso arar en un ámbito distinto: la música y la cultura, que son parte fundamental de la identidad de los chocoanos. Pensamos que al integrarlas de forma transversal en un proyecto podríamos potenciar sus resultados.

El impacto solo de la primera versión del festival, realizado en 2015, así lo comprobó: 7.500 habitantes participaron en diversas actividades, entre ellas, 25 talleres de fortalecimiento de capacidades y difusión de conocimiento, tutorías de 50 empresarios, talleres y capacitaciones a cerca de 80 emprendedores locales, conciertos de 10 bandas musicales y una sinfónica, y la inauguración de un punto Vive Digital.

A pesar de que el festival dura tres días, su resonancia se extiende durante todo el año por cuenta del seguimiento y acompañamiento a los procesos, el diseño de proyectos de largo plazo, la gestión de alianzas para financiar oportunidades y la distribución del contenido del festival a todos los aliados. Entre las acciones que han tenido gran impacto ha sido, por ejemplo, la construcción de una planta de reciclaje de residuos sólidos, que ahora pretende doblar su capacidad.


Quiero conocer el proyecto a mayor profundidad CLIC AQUÍ



Facebook

Twitter

Google



INICIO