mundo

Estudiante británica debe pagar 8.600 dólares por violar la cuarentena

La multa impuesta por las autoridades del Reino Unido fue de 8.600 dólares por salir de su vivienda, tras sospecharse su contagio con la covid-19.


Carys Ann Ingram, una joven inglesa de 22 años, compró un tiquete de avión y viajó el pasado 12 de octubre desde Manchester hasta la isla de Jersey, con el objetivo de pasar tiempo con su familia, los cuales se encuentran actualmente en confinamiento por la pandemia del coronavirus.

Horas después del aterrizaje, fue contactada por las autoridades de salud, quienes le advirtieron acerca de su compañero de silla, el cual resultó contagiado con covid-19. A Carys se le ordenó aislamiento preventivo y la toma de una prueba para confirmar si también había sido infectada con el virus, instrucciones que la joven ignoró.

El grupo de Rastreo, Monitoreo y Control de Contactos de Jersey confirmó la violación de la estudiante a la norma sanitaria luego de varias fotos que la chica subió a su cuenta de Instagram, donde se le ve cenando en un lujoso restaurante, haciendo compras e incluso visitando a sus amigos. Para verificar que Carys estaba incumpliendo con lo establecido, se asignó un grupo especial, quienes se dirigieron a la residencia de los familiares de la mujer, encontrándose con que estaba ausente desde hacía varias horas.

Tras volver a su vivienda, la estudiante fue notificada por los agentes de sanidad de Jersey acerca de una cuantiosa multa en su contra: 8.600 dólares por violar la medida sanitaria y las disposiciones para evitar la propagación del coronavirus entre la población.

“Es realmente lamentable que una mujer educada y preparada haya puesto deliberadamente en peligro la salud de los demás ciudadanos, a sabiendas que debía permanecer confinada”, expresó notablemente enojada Johanne Thompson, la líder estratégica del grupo de Rastreo, Monitoreo y Control de Contactos de Jersey.

Ahora, para poder salir de la isla, Carys Ann Ingram tendrá que pagar la multa impuesta y esperar a cumplir con el tiempo de confinamiento obligatorio, además de practicarse una nueva prueba de covid-19.