Tendencias

Home

Libros

Artículo

?Un recital en el teatro al aire libre, Carlos Vieco, en el Cerro Nutibara.

poesía

Viernes de poesía

Cortesía del Festival Internacional de Poesía de Medellín -que continúa con su maratónica programación-, he aquí cinco poemas para meditar.

La bestia en mí

La busco en los rincones más recónditos, afilada soy

como un cuchillo y clara como un manantial,

se vuelve polvo y nube.

Mi mano da una palmada, no he capturado la bestia.

Se arrastra y tiembla hacia adelante pero

la tengo en mis visiones ahora conozco todos sus ardides

pretende ser amor.

Conozco la bestia llega como un retorcerse en mi boca, como

un encogerse en mi hombro, un fruncirse en el entrecejo, llega

como una garra en mi mano súbita contra

mi voluntad.

Es poderosa esa bestia y ese temblor, ese frío temblor en esas

noches también lo tengo.

La bestia se aprovecha del estoy sola se aprovecha de la escasez la bestia

se aprovecha del tengo miedo.

La bestia misma tiene miedo.

Ahora lo sé. Así que ahora vigilo su rastro, enuncio

dulces palabras, me acerco,

ven aquí, no voy a hacer nada salvo mirarte, no voy

a hacer nada solo verte, no hace falta que corras y te escapes, no

te domesticaré, no hace falta que hagas todas esas bestialidades

en mis manos y en mi cabeza, mi

palabra.

Te voy a dejar en paz.

Eres libre.

Eso es lo que la bestia quiere escuchar, quiere ser libre de mí. Y que

su cabeza descanse en una roca.

Traducción Omar Pérez

Marije Langelaar nació en Goes, Países Bajos, en 1978.

*********

Monólogo

Uno va perdiendo el hábito de hablar

y se vuelve más hablador consigo mismo

El problema de hablar para sí

es que, poco a poco, la intimidad

se torna en extrañeza

Y el hablador que no habla para nadie

termina hablando para otro

que nace ya maduro o agonizante

Eso de hablar con uno es, sin embargo

un hábito en el que se ocupan todas las sillas

de una mesa vacía

Jonatan Echeverri nació en Caldas, Antioquia, Colombia, en 1989. Ha publicado tres libros de poemas.

**********

La luna de América Latina

La pólvora de la luna roja dejó rodar los ejes de la vergüenza

mañana nos levantaremos vivos

Me despertaron los copos de nieve de tu voz

retorcí el sol arrugado y bebí de un sorbo

el polen de una patria

el verano es un paraíso sin la desesperación del milagro

Los pinos fijan las sílabas del azul

los pájaros lanzan piedras a la voz de los autos

los rayos del sol se clavan en el agua por la cruz del día

Las flores miden la luz con precisión decimal

y los niños en el balcón de madera juegan a imitar las nubes

A los guijarros inmóviles les falta el coraje

que no se adhiere al amor húmedo

Debo haber caído mil veces. Me levanté una vez

en tus cenizas, tu piel brillante

sésamo en los labios, islas en el vino oceánico

lengua que vacila, cuerpo que tantea el agua.

Hay mujeres como los números primos: se dividen

solo con ellas mismas y con la unidad de la belleza.

Christos Koukis es poeta, ensayista, autor de letras de canciones y gestor cultural. Dirige el Festival Internacional de Poesía de Creta. Algunos libros de poemas suyos: Después de la belleza, 2011; La gran paradoja del sol, 2013; Diario de un amante, 2014, y Culpa moderna, 2018.

*********

Primer Canto

Señora

de la más limpia sonrisa

señora del pie pequeño

y blanco

del dulce nombre

dueña de todo

o dueña de nada:

de las extrañas estaciones

urdidas con cabellos

blanca y erguida

señora

este pequeño ser

la nombra

y se extiende

como una alfombra

como un odre vacío

Javier Naranjo nació en Medellín, Colombia, en 1956. Es poeta, gestor cultural y

docente de escritura creativa para niños.

*********

Lectura de niños del Proyecto Gulliver

El sol que soy, es amigo de la paz

Cuando un poema nace en mi corazón yo siento paz

Mi lengua, es amiga de la poesía que lucha por la paz

Quiero una palabra que se parezca a la paz

que nunca he conocido en mi país.

Quiero una palabra

que todos los colombianos pronunciemos en  contra de la guerra

y  otra en favor de la paz.

Miro la paz y la conquisto

Las lecturas que hago, son amigas de la justicia

Las lecturas que hago,  son ajenas a la guerra, tratan de música y poesía

Las lecturas que hago,  son socias de la paz

Mis oídos, son amigos de la palabra paz

Mi lengua, es amiga de la música que habla de paz

Texto  colectivo de niños participantes del Proyecto Gulliver.

La página del Proyecto Gulliver -que trabaja por la educación de los niños de Medellín en situación de riesgo y vulnerabilidad-, arranca con una frase del filósofo austriaco Ludwig Wittgenstein, que vale la pena traer a colación: “los límites de mi mundo, son los límites de mi lenguaje.”  Dicho de otro modo, mis palabras determinan mi realidad.