turismo

Crean bonos de esperanza para ayudar a operadores turísticos

Las empresas dedicadas al turismo en zonas afectadas por el conflicto atraviesan serias dificultades debido al confinamiento. Frontera Travel tendió un salvadidas a través de la venta de bonos que las personas pueden comprar ahora para viajar después.


Como sucede con la mayoría de sectores económicos en el país, el turismo se ha visto muy impactado por cuenta del confinamiento obligatorio que ha debido enfrentar el país a consecuencia de la pandemia generada por el coronavirus. 

Sin embargo, quienes le han apostado al turismo en las regiones azotadas por el conflicto han sido de los más afectados. Esta problemática se suma ahora a las dificultades que durante décadas han amenazado con destruir sus ecosistemas, comunidades y cultura y las cuales han debido superar con tenacidad y esfuerzo.
 
El panorama no es alentador. Debido a la emergencia sanitaria por la covid 19, las autoridades estiman que para mayo la industria del turismo tendrá pérdidas por más de 20,1 billones de pesos. Una cifra equivalente al 1,5 del Producto Interno Bruto (PIB) para este año 2020. 

Y las más afectadas son precisamente aquellas regiones ubicadas en zonas de posconflicto y con menor acceso pues además de las pérdidas económicas, se presentan las antiguas amenazas de criminalidad, minería ilegal y narcotráfico en esas zonas.
 
“Pasamos de estar organizando el turismo en la región, llevándolo a ferias, con una muy buena propuesta y acogida, a no tener nada. La agencia está completamente parada”, explicó Freddy Segura, quien dirige tures de conexión con la naturaleza y sus poderes curativos en el Putumayo.

Le recomendamos: Turismo de naturaleza, una alternativa frente a cultivos ilícitos
 
Y tal como le sucede a este empresario, le ocurre a muchos otros que como él le apuestan al ecoturismo como una forma de generar empleo y desarrollo. Dada esta coyuntura y en aras de aliviar la situación de algunos de los operadores de turismo, ubicados en las zonas más vulnerables del país, la agencia de viajes Frontera Travel creó los Bonos de Esperanza, con el propósito de brindar un apoyo económico a estos empresarios del turismo.

Cada día es mayor el número de personas interesadas en realizar turismo de naturaleza en el país.

Mediante esta estrategia, el objetivo es que los turistas y viajeros compren de manera anticipada los servicios de estos operadores para usar una vez se permita el turismo de forma segura.
 
“Estos son nuestros guerreros de paz. Son personas que están en la primera línea de los territorios más abatidos por la violencia y la explotación ambiental, y que le están apostando a iniciativas sostenibles. Durante los años hemos sido testigos de su esfuerzo, y por eso sabemos que hoy más que nunca nos necesitan”, explicó Sandra Atallah, gerente general de Frontera Travel. “Estamos en un punto de quiebre, debemos ayudar ahora”.

Le sugerimos: Un turismo sostenible para el país
 
Son dos las modalidades a través de las cuales las personas pueden hacer parte de esta iniciativa. La primera es Bonos esperanza actividades, en la cual el comprador adquiere uno de ellos para realizar una actividad puntual, con tiempo para redimirlo hasta el primero de diciembre de 2021.

Los recursos de estos bonos beneficiarán a los organizadores de estas actividades los cuales son, en su mayoría, guía locales que le han apostado al turismo responsable como herramienta para el desarrollo sostenible de sus regiones.

La segunda opción son los Bonos esperanza viajes, que les permiten a los interesados adquirir paquetes de viajes completos que pueden redimir hasta el primero de diciembre del próximo año y a un precio menor que el normal. "A través de estos bonos se apoya a un mayor número de personas y a lo largo de la cadena de valor. Además todos los viajes cuentan con el aval de Frontera Travel", dijo la directiva.
 
Los bonos pueden ser adquiridos a través de la página www.fronteratravel.co donde las personas también pueden conocer las historias de cada uno de los beneficiados.
 
Es de recordar que el año pasado fue el mejor periodo en la historia del turismo en el país y se alcanzaron cifras récord, tendencia que fue gravemente impactada por la coyuntura sanitaria de este año. En 2019 el número de visitantes no residentes que llegaron al país fue de 4.515.932, un crecimiento del 2,7 por ciento con respecto a 2018. Hoy el panorama no es nada halagador, por eso las ayudas que puedan birndarse a los empresarios son clave para que ellos puedan mantenerse desarrollando su actividad.