Tendencias
El oso de anteojos es un importante dispersor de semillas. Foto: Fundación Santuario Oso de Anteojos

fauna

No se pierda el primer carnaval del oso de anteojos

El evento, que se realizará el 22 de agosto, quiere acercar al público en general a esta especie para que se conozca su importancia y la manera de conservarla.

El próximo 22 de agosto se llevará a cabo en el país el primer Carnaval del Oso de Anteojos, un espacio para que familias, académicos y público en general compartan y puedan acercarse más a esta especie y conozcan de su importancia y la manera de conservarla. 

En el evento se abordará el tema desde una perspectiva multidisciplinaria que demostrará cómo todos pueden aportar al cuidado de los osos de anteojos y los bosques de la región Andina, ecosistemas que son hábitat importante para estos animales. 

Le recomendamos: Monitoreo comunitario identifica cinco osos de anteojos en las montañas de Neiva

Dadas las condiciones de confinamiento que enfrenta el país, este ejemplar tendrá su primer carnaval de manera virtual a través de una plataforma en la web del Santuario de Oso de Anteojos. El evento brinda una programación participativa, con actividades culturales y académicas.

Especialistas en la especie realizarán charlas, promoviendo una campaña de donación de fondos que serán destinados para los programas de educación, conservación, rescate, rehabilitación, liberación y seguimiento realizadas por la mencionada institución. De igual forma, en el sitio web las personas que se vinculen podrán participar de otro tipo de actividades como yoga y música en vivo.  

Poblaciones de baja densidad

El oso de anteojos, también conocido como oso andino se puede encontrar en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), esta especie se ubica en la categoría de Vulnerable.

Se trata de un mamífero escaso con poblaciones de baja densidad, pero muy importante desde el punto de vista biológico y cultural en la región, de allí la importancia de conocerlo y tomar acciones para conservarlo. 

Según Orlando Felician, fundador de la Fundación Santuario de Oso de Anteojos, en Colombia el Oso de Anteojos tiene una distribución bastante amplia. Sin embargo, hoy en día se encuentra asociado principalmente a las zonas de áreas protegidas, es decir, a los Parques Nacionales. Al menos en 22 de las 64 áreas protegidas del país hay presencia habitual de oso andino. Hay cálculos que indican que en el país habitan entre 5.000 y 8.000 osos. Felician explicó que estos datos no obedecen a estudios sistemáticos sino a cálculos por ocupación o por genética.

Los osos andinos hacen un aporte importante a los ecosistemas con la dispersión de semillas, por ejemplo, las de palma. "Colombia es uno de los países más ricos en presencia de palma con más de 150 especies y cuando los osos consumen sus frutos, estas al pasar por su tracto digestivo y por la acción de los jugos gástricos, germinan más rápido. Cuando el oso defeca la semilla de la palma puede germinar una palma en 2 a 3 semanas, mientras que si no hubiera pasado por este proceso, podría tardar uno o dos años".

Los osos de anteojos no son de poblaciones densas. Foto: Fundación Santuario Osos de Anteojos

También se le atribuye la importancia de trasladar las semillas por grandes distancias, pues un oso en un día puede moverse en promedio entre 5 y 7 kilómetros; es decir, que si se come una semilla en el punto inicial, puede llegar a plantar un árbol a esa distancia en un día y al siguiente puede hacer algo similar con otra semilla. Por esta razón se le atribuye el nombre de ‘jardinero del bosque´.

Dentro de sus funciones también está mantener la estructura del bosque, que este ecosistema sea funcional y estructural. De igual forma, juega un papel importante en la modificación de la estructura del bosque por ser uno de los mamíferos más grandes, pues al caminar abre trochas que permiten la entrada de otras especies dispersoras y cuando se trepa en los árboles, por su propio peso, puede romperlos y abrir claros que permiten la entrada de la luz para que las plantas que hasta ahora están creciendo, puedan desarrollarse.

"La presencia de los osos en el ecosistema habla de su calidad, porque no cualquier ecosistema que se encuentre en una condición pobre, podría suplir los requerimientos básicos que necesita esta especie para vivir; alimento, protección y árboles de buen porte para que busquen su alimento", manifestó.

Por todas estas razones, la protección de esta especie es de gran importancia no solo por su aporte a la naturaleza, sino lo que también significa para los seres humanos.

Le sugerimos: Día mundial para la protección del oso de anteojos: cuatro esfuerzos de conservación en Latinoamérica

El evento, al que las personas podrán conectarse a través de la dirección www.santuarioosodeanteojos.org, cuenta con el apoyo de la Agencia Bombai, Agencia Fantástica, Grow Colombia, Universidad de los Andes, Instituto Alexander Von Humboldt, Fundación Wii, Parque Jaime Duque, Bioparque Wakatá, Ministerio del Medio Ambiente y Parques Nacionales Naturales, entre otros.