Pepsico lidera una serie de iniciativas que impulsan el desarrollo de la mujer rural.
Pepsico lidera una serie de iniciativas que impulsan el desarrollo de la mujer rural. - Foto: Pepsico

especial gran foro mujeres

¿Qué hace falta para cerrar las brechas económicas y sociales de las mujeres rurales?

En la Región Andina, compañías como Pepsico le apuestan al empoderamiento de las mujeres del campo invirtiendo en acciones e iniciativas que les den mayores oportunidades. Ya ha beneficiado a más de 12.000 de ellas.

¿Cuál es el compromiso de la compañía con las mujeres del país?

Begoña Aristy: En PepsiCo sabemos que la inclusión de la mujer y la reducción de las brechas entre géneros origina impactos importantes a nivel económico, social y ambiental. En nuestra organización estamos comprometidos con cada una de las mujeres que hacen parte de nuestra cadena de valor, ofreciéndoles herramientas de desarrollo para garantizar sus ganancias, mejorar su calidad de vida y brindarles oportunidades de crecimiento.

Begoña Aristy, general manager de PepsiCo para la región Andina
Begoña Aristy, general manager de PepsiCo para la región Andina - Foto: Cortesía Pepsico

Según el Dane, el 92,9 por ciento de las mujeres rurales hacen trabajos que no son remunerados. ¿Qué proyectos impulsan para revertir esta realidad?

B.A.: Promovemos una fuerza de trabajo diversa e incluyente que les permite empoderarse y tener un rol más activo dentro de sus comunidades y en la sociedad. Por eso, desarrollamos e impulsamos iniciativas que incluyen: ‘Mujeres, Agua y Reconciliación’; ‘Tejiendo Sueños’; ‘Las Manos detrás de Natuchips’, ‘Ella Alimenta al Mundo’ y ‘Alianzas Globales de Desarrollo’ (GDA), como proyectos que impulsan el rol de la mujer rural.

¿En qué consiste el programa ‘Mujeres, Agua y Reconciliación’, una de sus iniciativas más sobresalientes?

B.A.: Este proyecto nació en 2016 en Toca, Boyacá, con la misión de fortalecer las capacidades productivas de papicultoras de la zona, para así vincularlas a nuestra cadena de valor. Este programa es liderado por 44 mujeres, que han logrado aumentar sus ingresos 50 por ciento, un logro que alcanzaron al sembrar sus sueños en 50 hectáreas colectivas. El resultado de estas cosechas es la materia prima de nuestras tradicionales y amadas papas Margarita y De Todito. Además, estas 44 mujeres hacen parte de un grupo de 91 familias que hemos beneficiado para fortalecer sus capacidades productivas.

¿Cuál ha sido el impacto del resto de iniciativas?

B.A.: Es incalculable lo que logramos sobre las comunidades donde lideramos e impulsamos alianzas para disminuir las brechas de género. Por ejemplo, con la iniciativa ‘Mujeres con Propósito’ -desarrollada en varios países de la región-, a partir de la alianza con FUNDES Latinoamérica, apoyamos a más de 12.000 mujeres en un plazo de cinco años y las empoderamos económica y profesionalmente.

¿Por qué consideran importante apostarle a la inversión en equidad en el sector agroindustrial?

B.A.: He visto de primera mano cómo las mujeres se han convertido a nivel mundial en una gran fuerza laboral agrícola. Por eso, en el marco de nuestra estrategia global PepsiCo Positive (Pep+) -basado en el pilar de “agricultura positiva”-, uno de nuestros objetivos es construir de la mano de ellas un presente y un futuro confiable, sostenible y resiliente, que involucre por igual a todos los actores de las comunidades donde operamos.

¿Qué hace falta para cerrar las brechas económicas y sociales de las mujeres rurales?

B.A.: Desde el sector agroindustrial, y como líderes de la industria, debemos impulsar acciones que permitan el empoderamiento de la mujer rural en la sociedad, además de apoyar la integración de actores que ofrezcan herramientas en materia de educación, infraestructura, asistencia y seguridad social y económica, en escenarios que posibiliten ofrecerles mayores oportunidades de participación y desarrollo.