RUSIA 2018 | 2018/06/12

Kazán, la histórica ciudad que será la casa de la Selección Colombia

Un viaje por los monumentos, las calles y la cultura, de la octava urbe más poblada de Rusia. Allí se refugiará el equipo nacional durante el Mundial.

A 724 kilómetros de Moscú (a una hora y media en avión o 12 horas en tren), a orillas del río Volga y en la confluencia con el Kazanka, se encuentra la ciudad de Kazán. Es la capital de la República de Tartaristán –Rusia es una federación compuesta de provincias y de repúblicas– tiene 1,57 millones de habitantes y es la octava urbe más poblada de ese país.

Fundada en 1005, se conoce también como la ‘Estambul del Volga’ porque está localizada entre Asia y Europa. Su aspecto hipnotiza a visitantes y locales: su Kremlin, por ejemplo, es una de sus maravillas. A diferencia del de Moscú, que abarca una amplia gama de colores que van desde el verde hasta el rosado, el de Kazán maravilla con su simple mezcla de azul claro y blanco. Además, debido a su importante carga cultural, la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

El Kremlin de Kazán guarda antiguas historias. Durante los tours los guías suelen narrar a los visitantes la leyenda de la princesa Suyumbiké, que tiene lugar en una de las torres de esta gigante edificación. El relato dice que cuando Iván el Terrible tomó la ciudad, inmediatamente quiso casarse con esa joven, sobrina del gobernante desterrado. A pesar de que no lo quería, la princesa le prometió que se casaría con él si le construía la torre más alta del mundo y si la bautizaba con su nombre. Él lo hizo, pero la bella mujer subió hasta el punto más alto de la torre y se lanzó al vacío.

Además de visitar este monumento cargado de leyendas, los viajeros pueden dirigirse a la catedral de San Pedro y San Pablo, obra barroca del siglo XVIII por donde pasaron reconocidos personajes como el escritor Alejandro Dumas y el geógrafo Alexander von Humboldt. También pueden caminar por la calle Bauman, construida en ladrillos y bautizada así por el revolucionario ruso Nikolay Bauman. Es una avenida peatonal ubicada en el corazón de la ciudad.

Kazán no es solo un referente de cultura ni un lugar estratégico por su cercanía con el Volga. Es también sinónimo de investigación, deporte, arquitectura y ciencia (antes de que la Unión Soviética se disolviera, la ciudad fue un centro clave para la industria aeronáutica). Y es un epicentro histórico: personajes como León Tolstói y Lenin circularon por sus centros educativos y, como dato curioso, a este último lo expulsaron de la Universidad de Kazán en su primer año de estudios por su activismo político.

Templo Universal

Quienes visitan Kazán deben conocer el colorido ‘Templo de todas las religiones’ o ‘Templo Universal’, creado por el pintor y escultor Idar Khanov en 1994. Allí coexisten todos los credos en catedrales, iglesias ortodoxas y católicas, mezquitas, sinagogas y un centro budista. En las cúpulas de sus torres llama la atención la presencia de los símbolos de las 12 religiones principales del mundo: se observan las cruces cristianas, la medialuna del islam y la estrella de David, entre otros íconos religiosos. En este espacio nunca se ha celebrado una ceremonia porque, como dijo Khanov al diario francés Le Figaro en 2012, este “no es un lugar de culto, sino de cultura”.

Esta ciudad, donde conviven diferentes costumbres y religiones, servirá de hogar a la Selección Colombia en su paso por la primera ronda. Allí disputará su partido contra Polonia el 24 de junio.

Un viaje al pasado

En la Estambul del Volga, conocida además como ‘la tercera capital de Rusia’, hay más tártaros que rusos. Ellos dominaron sectores de Asia y Europa hace más de 800 años bajo el liderazgo de los mongoles. Estuvieron presentes en operaciones militares dirigidas por Gengis Kan, quien conquistó más territorios que Napoleón y Alejandro Magno (alrededor de 220 millones de kilómetros cuadrados), y cuyo imperio era tan grande que equivalía al tamaño de la antigua Unión Soviética.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?