RUSIA 2018 | 2018/06/17

Con una joya de tiro libre Serbia le ganó a la Costa Rica de Keylor Navas

El arquero tico se alzaba como figura, atajaba y ahogaba el grito de gol de los metódicos europeos. Pero en una pelota quieta ejecutada perfectamente por Kolarov los serbios encontraron su recompensa y se llevaron los tres puntos.

El partido empezó muy entretenido, la acción iba de un lado al otro, pero el gol no aparecía, y no apareció en los primeros 45 minutos. Navas, tan ganador como discutido en el Real Madrid, se proyectó fuerte y seguro, inspiró a su débil defensa y evitó que los europeos marcaran en un principio...

Pero al minuto 56, una falta provocada por Guzmán -que le ameritó una tarjeta amarilla- le dio una oportunidad interesante para Serbia de tiro libre. El balón no estaba cerca, tampoco lejos, ni centrado ni de costado. Kolarov atendió los detalles y planeó su cobro. Y con un disparo perfectamente colocado, con la rosca perfecta para hacerle el quite a la estatura y habilidad del portero costarricense, que se estiró bien pero nada pudo hacer. Pelota al fondo de la red. 

Primera mitad: toma y dame a ceros

Pasaron solo minutos y Serbia se fue como una máquina a toda marcha a la ofensiva para irse arriba. Sin embargo Costa Rica reaccionó al efecto y trató de montar su plan de ataque. Un centro de Duarte terminó en la cabeza de González y el balón terminó en manos del arquero Stojkovic. Centroamericanos y europeos chocaban igualados y con opciones claras cuando se cumplieron los primeros 20 minutos de juego. La posesión de balón fue también muy pareja. 

Hasta ese minuto la llegada más clara fue una jugada rápida y limpia de Milinkovic-Savic. Keylor Navas se estiró lo más que pudo para cortar en lo justo un centro de Ivanovic y así evitar que Mitrovic lleguara al remate. Jugada comprometida que salvó con acierto el meta de Costa Rica.

Solo hasta el minuto 42 se dio un disparo raso de Calvo que no encontró la meta serbia yse abrió a la izquierda de Stojkovic. Y casi sobre el tiempo reglamentario, una chilena de Milinkovic-Savic, en dudoso fuera de juego. Un gran gesto técnico que igual llevó el balón a las manos del arquero del Real Madrid.

Segunda mitad: goles, desespero y trifulca

En la segunda parte los Serbios volvieron a salir a toda marcha en el ataque, un bonito pase aéreo dejó en una posición favorable y clara de gol para Mitrovic, quien tenía todo para abrir el marcador. El seguro Navas volvió a salvar a su equipo con un grandioso cierre. 

Al final del partido, el ambiente se calentó entre ambas selecciones. Primero hubo conato de trifulca entre Matic, quien quiso salvar un balón del lateral, y el asistente del técnico Óscar Ramírez, quien no le pasó un balón y se negó a soltarlo para que el juego siguiera. Se dieron manotazos, se gritaron. El árbitro intervino sin sanción alguna.

Luego, el recién ingrersado Prijovic, en una jugada sobre los últimos segundos, le pegó un manotazo en el rostro a un defensa costarricense, el árbitro analisó la jugada con ayuda del VAR, minutos después de haber pasado la acción, y le puso tarjeta amarilla.

Serbia mostró su superioridad en la tenencia de la pelota con un 64,3 por cientode posesión. Hicieron más y ganaron. Los europeos comienzan con pie derecho y esperan el resultado entre Brasil y Suiza para definir la forma de la tabla del grupo E. Costa Rica, lejos de la dinámica selección que enamoró en 2014, ahora la tiene cuesta arriba.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?