DEPORTES | 2018/06/16

Todo un ajedrez: Croacia puso en temprano jaque a una Nigeria sin ideas

Sin exhibir mayor poderío, Croacia fue letal. La selección comandada por Luka Modric e Ivan Rakitic anotó dos veces, es líder del grupo y enfrentará el próximo jueves a una Argentina herida y necesitada.

Las expectativas eran muy altas, pero hubo que esperar 13 minutos para ver algo de acción en el debut mundialista de Croacia y Nigeria. Lo que comenzó como un encuentro accidentado, por las muchas faltas, cambió una vez los jugadores croatas entendieron que la doble línea defensiva nigeriana sería dura de traspasar pero solo tendrían que hacerlo una vez para llevarse los puntos. Dos remates desde fuera del área, primero de Ivan Perišic y después de Andrej Kramaric, sirvieron de premonición para lo que vendría después.

Un tiro de esquina de Modric -el motor de la selección croata y del Real Madrid- encontró la cabeza de Kramaric. De ‘palomita’ este conectó el balón, que chocó con la pierna del mediocampista nigeriano Oghenekaro Etebo y se coló por el palo derecho del arquero Francis Uzoho. Es el segundo autogol del Mundial después del que anotó el marroquí Aziz Bouhaddouz y le dio la victoria a Irán el viernes.

Los nigerianos, de la mano de John Obi Mikel y Victor Moses -ambos con largo recorrido en el fútbol inglés pero presente poco brillante- intentaron responder al gol croata, pero su impulso no pasó de un par de acercamientos sin peligro a la portería del altísimo Danijel Subašic, compañero de Falcao en el Mónaco. El primer tiempo mostró a los africanos más dubitativos, mientras que la tranquilidad croata se dibujaba en sucesivos toques de Modric y Rakitic en el medio campo.

En busca del empate, Nigeria encaró el segundo tiempo con más ímpetu. Tres tiros de esquina consecutivos a favor y un remate peligroso de Moses parecían ratificar que los africanos habían inclinado la cancha. Sin embargo, como lo hizo cuando lo necesitó, Croacia reaccionó y aplacó el ánimo de su rival. Un remate desviado y una jugada que terminó en fuera de lugar demostraron una nueva ola de ataques para una débil Nigeria.

Las ‘Super Águilas’ lo intentaron pero más allá de un cabezazo, no pudieron inquietar a Subašic. Croacia, en lo suyo, volvió a conectar el medio del campo y a acercarse con peligro. Avisaba. Y en un tiro de esquina a favor, un claro agarrón-candado en el área sobre el siempre incómodo Mario Mandzukic se la puso fácil al juez, quien decretó penal. El quinto en la jornada del sábado.

A diferencia de otra superestrella, Modric asumió la responsabilidad y cumplió. Puso el balón con frialdad al palo derecho del arquero nigeriano. El decimotercer gol de ‘Lukita’ con su selección dio pie a un asedio croata contra el arco nigeriano. Dos goles arriba a falta de veinte minutos para el final del partido, la banda a cuadros jugó con soltura el resto del partido.

Ni siquiera un remate de Kelechy Iheanacho llegó a inquietar a los croatas. Mantuvieron su tiki-taka durante los últimos minutos del partido e incluso desperdiciaron una clara opción para ponerse 3-0 arriba cuando Mateo Kovacic quiso encarar por su cuenta al arquero teniendo a Perisic solo al otro lado.

De esa manera, Croacia demostró ser digno líder parcial del grupo D. En el papel pintaba fácil para Argentina y para Croacia, ahora se verán las caras en un duelo que para Croacia puede ser confirmación temprana, y para Argentina una casi eliminación.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?