MUNDIAL RUSIA 2018 | 2018/06/18

Sobre la hora, Inglaterra salvó la victoria frente a Túnez

En el Mundial del último minuto, el conjunto inglés marcó el 2 a 1 definitivo en el minuto 91 por intermedio de Harry Kane, que logró el doblete. El partido fue dirigido correctamente por el árbitro colombiano Wilmar Roldán.

En un Mundial llenó de emociones se siguen sumando finales de película. En partido válido por el grupo G, Inglaterra venció a Túnez por 2 a 1 con un gol en el tiempo de reposición del goleador Harry Kane.

La figura del partido logró el tanto de los tres puntos en el minuto 91 aplicando la famosa premisa de que doble cabezazo en el área es gol. Kane finalizó una jugada de tiro de esquina en la que en primera instancia, Harry MaGuire bajó el esférico para que el delantero del Tottenham la enviará al fondo de la red.

Un tanto sobre la hora que salvó al conjunto inglés de lo que hubiera sido un empate injusto pues fueron amplios dominadores del partido pero se metieron en problemas luego de un penal infantil de Kyle Walker que fue decretado de forma correcta por el colombiano Wilmar Roldán en el minuto 35 del partido.

Kane abrió el marcador temprano cuando transcurrían 11 minutos del juego. Siempre bien colocado en el segundo poste, se limitó a cazar a los 11 minutos un rechace del portero tunecino en un córner para adelantar a los suyos. 

El empate, anotado desde los doce pasos por Sassi, y la falta de contundencia de los ingleses animó a los hombres de Nabil Maaloul, que en la segunda mitad salieron con la intención de jugar el balón, gracias al animoso Khazri, aun a falta del ‘Messi‘ tunecino, Youssef Msakniuna, ausente por una lesión en los ligamentos de rodilla.

Los Pross volvieron entonces a ser la selección de antaño, repleta de prisas, balones colgados al área y conducciones largas, fácilmente defendidas por la defensa de Túnez, que con el transcurrir de los minutos se atornilló en la frontal de su área para defender el empate y a la espera de una contra que no se dio.

Inglaterra se limitó a presionar y buscar el error del rival, mientras se apagaba el juego del estilista Dele Alli, los carrileros se atascaban y los balones largos de Henderson, milimetrados en los primeros 45 minutos, se perdían en la grada del Volgograd Arena.

Sin ocasiones claras en el segundo acto, el técnico inglés dio cuerda a Marcus Rashford y Loftus-Cheek, en sustitución del errático Sterling y de Dele Alli.

Pero ni la entrada de los jóvenes enmendó el juego inglés, que tuvo que recurrir a la tradición para ganar en el descuento (90+1).

Córner botado desde la izquierda, remate desviado de Maguire y el siempre oportuno Kane quw aparece por el segundo palo para cabecear y desatar la locura en Inglaterra.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?