CONFIDENCIALES SEMANA.COM | 2018/07/15

Solo hubo paraguas para Putin, los demás presidentes, empapados

En plena premiación del Mundial de Rusia 2018 se desató un fuerte aguacero en el Estadio Luzhniki de Moscú. En la tarima ubicada en el centro de la cancha se encontraba Vladimir Putin, presidente de Rusia; junto con Gianni Infantino, Emmanuel Macron, y Kolinda Grabar–Kitarovic, presidentes de la FIFA, Francia y Croacia, respectivamente.

Sin embargo, al único que cubrieron con una sombrilla fue al mandatario local que se salvó de mojarse mientras sus homólogos quedaban empapados por el torrencial aguacero. Sin embargo, ninguno de los afectados se inmutó y siguieron con la ceremonia mientras Putin se resguardaba a la sombra de un gran paraguas.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?