RUSIA 2018 | 2018/06/20

Uruguay y Rusia, los clasificados que se verán las caras en la tercera fecha

Los charrúas no tuvieron un partido fácil, loa árabes supieron generar llegadas de gol pero la muralla Godín-Giménez fue efectiva. La celeste, fiel a su filosofía, consiguió el gol por la vía aérea.

Uruguay salió con miras a clasificarse, o al menos, matemáticamente, para tener un pie en los octavos de final. Habían pasado dos minutos del primer tiempo cuando los charrúas dieron su primer susto a los árabes. Luis Suárez llegó con buen espacio a la portería contraria y el central Al-Bulaihi despejó el disparo.

Pero los árabes también querían mostrar su ataque y a los dos minutos siguientes expusieron su estrategia en ataque, y le dio pistas a Uruguay para proyectar una defensa a la medida. Un centro al arco fue atajado por Muslera sin mayor esfuerzo pero dejó mal a los volantes celestes.

Los sudamericanos no jugaron cómodos en los primeros 15 minutos. El medio de Arabia cortaba e interrumpía el juego, y los laterales no creaban muchas ideas claras.

La primera señal de grito de gol fue en un tiro de esquina al minuto 22, previamente Arabia se aprovechó de un contragolpe para burlar la defensa charrúa y al minuto 23 se originó otro tiro de esquina.

Centro de Carlos Sánchez, el balón voló alto, Godín no alcanzó a llegar y la salida en falso de Al-Owais dio para que Suárez pudiera quitarse la marca de un defensa árabe y la pelota le cayó justo en el pie izquierdo donde solo tuvo que empujarla. Los charrúas se iban 1 a 0 en el marcador. Con ese gol Suárez se convirtió en el primer uruguayo en marcar en tres mundiales para su selección.

Al minuto 26 reaccionó Arabia, un potente disparo de Bahebri le costó esfuero a Muslera, un zurdazo desde fuera del área terminó en tiro de esquina gracias a los puños del uruguayo. Y tres minutos después el mismo Bahebri volvió a preocupar la defensa del equipo sudamericano. Godín no pudo evitar un centro, se le fue larga a Al-Muwallad y Bahebri solo tira el balón lejos del arco.

Ambos equipos se fueron al descanso con un segundo tiempo muy abierto.

Al minuto 51 Uruguay salió a ganarlo, tiro libre a que cobró Suárez, pegó en la barrera, desvió su camino y el arquero Al-Owais despeja con las manos. Suárez reclamó una mano de un defensor que nunca existió.

Durante 20 minutos Arabia intentó buscar opciones, más allá de las llegadas amenazantes de Uruguay. Pero les fue imposible romper con la barrera de Godín y Giménez. Al minuto 71 Cavani remató de cabeza para cambiar la orientación del centro, casi como si fuese un pelotazo, casi logra el gol. El número 21 de los charrúas fue el único jugador que propuso llegadas claras de gol para su equipo.

Ahora solo queda esperar un gran duelo del grupo A: Rusia contra Uruguay para ver quién se queda con el primer lugar, partido impredecible y emocionante.

Últimas noticias


Después del Mundial de Rusia 2018 ¿Cree que Pékerman debe seguir dirigiendo la selección Colombia?