Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/1996 12:00:00 AM

AL RUEDO

EL EX FISCAL ANTONIO DI PRIETO, RESPONSABLE DE LIMPIAR LA ESCENA OFICIAL ITALIANA, ANUNCIA SUS INTENCIONES DE LANZARSE A LA POLITICA.

AL RUEDO, Sección Mundo, edición 731, Jun  3 1996 AL RUEDO
Cuando el fiscal Antonio Di Pietro renunció a su cargo judicial el 16 de diciembre de 1994 su país entró en una verdadera conmoción. La decisión del 'hombre más popular de Italia' hizo que las acciones de la bolsa y la cotización de la lira sufrieran un serio embate y consiguió algo que muy pocas veces sucede en ese país: que la televisión suspendiera sus programas y dedicara información especial al respecto. Pocos días más tarde, el 22, renunció el magnate primer ministro, Silvio Berlusconi, quien estaba en la mira del magistrado, y se escuchó por primera vez una expresión que haría carrera: "Di Pietro, primer ministro".En esa ocasión Di Pietro decidió no aceptar esas voces y se retiró a su vida privada, lo que dio comienzo a las especulaciones sobre su futuro. Pero, por lo visto la semana pasada, el gusanito de la política no dejó en paz desde entonces a ese hombre que desde febrero de 1992 comenzó el proceso denominado 'Manos Limpias', que sentó en el banquillo de los acusados a decenas de políticos, principalmente de los partidos Socialista y Demócrata Cristiano, que dominaron la escena política italiana durante 50 años. Ese proceso convirtió a Di Pietro en el exponente de la renovación, el único hombre que había sido capaz de poner en cintura al corrupto establecimiento político de la posguerra.Hoy, como entonces, la posibilidad del ingreso de Di Pietro ha caído como una bomba en el ambiente político italiano, donde los grupos más importantes se disputan el apoyo de ese monstruo de popularidad, porque es un apoyo capaz de alterar el equilibrio de fuerzas. Di Pietro, quien se autodefine como centrista, mantuvo el misterio sobre su actitud en un fax a la prensa en el que anunció que oportunamente informaría el momento y la forma de su irrupción en política. Eso desató las especulaciones sobre si apoyará a algún sector de la derrotada coalición de centro derecha Polo de la Libertad, en espera del cuasianunciado retiro de Berlusconi de la política, o si se integrará a la triunfadora Alianza de Centroizquierda del Olivo, que se prepara para formar gobierno de la mano de su dirigente, Romano Prodi. Este se entrevistó con Di Pietro la semana pasada, cuando surgió la posibilidad de que le ofrezca el Ministerio del Interior.Todo ello ha conducido a la ironía de que una semana después de las elecciones generales, la escena pública italiana esté dominada por alguien que ni siquiera participó en ese certamen democrático. Lo curioso es que el ex fiscal no pudo participar porque no alcanzó a limpiar su nombre de las acusaciones temerarias de sus enemigos. Cualquier parecido con el fiscal colombiano Alfonso Valdivieso es pura coincidencia. nestados unidosHéroe o traidor William Colby será recordado por sus revelaciones como director de la CIA.illiam Colby regresó a las primeras páginas la semana pasada, cuando la canoa en que paseaba por el río Wicomico se volcó, dejando en el misterio el paradero del retirado ex director de la CIA. Colby disfrutaba de su jubilación en su casa de Rock Point, Maryland, lejos de los avatares de una vida dedicada a los servicios secretos de Estados Unidos.Aunque de 1963 a 1968 dirigió la División del Lejano Oriente de la CIA, , Colby será recordado más bien por haber denunciado los abusos de poder cometidos por esa organización, a la cabeza de la cual llegó en 1973, nombrado por Richard Nixon. Fue entonces cuando Colby decidió entregar al Congreso las 'joyas familiares' de la 'Compañía', esto es, documentos sobre operaciones dudosas como los planes para asesinar al presidente de Cuba, Fidel Castro, la apertura no autorizada de correspondencia de ciudadanos norteamericanos y la intervención ilegal de telecomunicaciones privadas. Colby contó en esa época cómo algunos ciudadanos estadounidenses fueron sometidos, sin saberlo, a experimentos con drogas alucinógenas.Su radio y su computadora estaban encendidos, lo que indica que el ex espía sólo se había ausentado momentáneamente de su casa. Colby desapareció como vivió, siempre al borde del misterio.

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.