mundo

Alex Saab dice que es torturado para firmar extradición a Estados Unidos

El colombiano, acusado de ser el testaferro de Nicolás Maduro, envió una carta relatando los presuntos tratos a los que ha sido sometido durante su detención en Cabo Verde.


El diario español El Mundo mostró apartes de una carta enviada por el hoy detenido Alex Saab en la que denuncia cómo ha sido su paso por la prisión de Cabo Verde donde aguarda a ser extraditado por el Gobierno de Donald Trump.

"Estados Unidos tiene a cuatro empleados nativos de Cabo Verde, que constantemente entran en su celda por la noche con capuchas y le muelen a golpes", señala el medio. Los malos tratos y torturas, dice, se dan con el objetivo de que acceda voluntariamente a la extradición y detenga el litigio legal para defenderse de las acusaciones que tiene por sus vínculos con Nicolás Maduro. 

"(Quieren) que haga declaraciones falsas contra el presidente Maduro y su familia", pero "ni con sangre" está dispuesto a enlodar al líder chavista que, a su modo de ver, solo es juzgado por intentar salvar al pueblo venezolano durante la crisis de la pandemia.

"Soy diplomático desde abril de 2018 como enviado especial de Venezuela para Rusia e Irán con inviolabilidad e inmunidad diplomáticas y exijo mi liberación inmediata", agrega Saab en el documento. Argumento que ha sostenido desde que fue capturado supuestamente cuando organizaba el traslado de alimentos y ayudas humanitarias para la población afectada por el confinamiento en el país.

Además, recordó que fue "detenido arbitrariamente" y torturado durante dos días con vistas a que firmara declaraciones" a las que se sigue negando. "Iba a Irán en visita oficial en busca de alimentos, medicinas (...) la gasolina llegó a Venezuela, como anunciaron todos los medios, despertando aún más el odio de EEUU", afirma.

"Batalla política y jurídica"

Baltasar Garzón, defensor de Saab, ha expresado que en el proceso de su cliente se viene una "batalla política y jurídica" que se extenderá a instancias internacionales de la talla de la ONU y la Unión Africana para hacer valer sus derechos. "La acción que la Justicia y la Administración norteamericanas están llevando a cabo contra diferentes personas venezolanas, y especialmente en este caso contra el señor Saab, forman parte de una estrategia política de guerra jurídica inaceptable por parte de aquel país", dijo el abogado.