Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/1989 12:00:00 AM

¿Arde Miami?

Los disturbios raciales sacuden a la cuarta ciudad norteamericana.

¿Arde Miami? ¿Arde Miami?
Cuando los disturbios prolagonizados por la población negra estallaron la semana pasada en Miami, fueron pocos los observadores que se sorprendieron. Al fin y al cabo, el descontento de ese sector había venido creciendo en las últimas semanas, ante el arribo masivo de miles de nicaraguenses, fugitivos de la caótica situación económica de su país, y ya se habían oído las voces de protesta de líderes negros que reflejaban el temor de su comunidad de verse desplazada de puestos de trabajo por los recién llegados.

El detonante fue un desafortunado incidente en el que se vio involucrado un policía de origen colombiano, William Lozano. El agente, que se encontraba a un lado del camino, disparó contra una motocicleta que se avalanzaba contra él y que venía siendo perseguida por otros policías por su trayectoria "errática". El conductor, un hombre de color llamado Clement Lloyd, de 21 años, murió como consecuencia de los disparos, mientras su acompañante falleció en el hospital por las heridas que sufrió en el choque.

Según aclaró el alcalde de Miami, Xavier Suárez, fue su propia imprudencia la que desató los motines, al permitir a los familiares del muerto el acceso al cadáver en el propio sitio de la tragedia, cuando estaban rodeados de jóvenes exaltados que, coincidencialmente, se encontraban conmemorando la muerte de Martin Luther King.

Lo que siguió fueron tres días de disturbios en los que murieron al menos tres personas, varios policías resultaron heridos, muchos automóviles y comercios incendiados y 450 personas arrestadas. La vida del distrito de Overtown entró en una especie de estado de guerra, al ser virtualmente sitiado por los 1.040 hombres de la fuerza policial en pleno.

El episodio, cuarto de esta naturaleza que se registra en la presente década, tuvo su causa real en el descontento de la población negra, que se ha visto desplazada económicamente por los hispánicos. De hecho, el desempleo entre los negros pasó, del 9% en 1981, al 10.4% en 1987 mientras en el mismo periodo los hispanos lo redujeron del 8.7% al 5.8%. Esa situación se vio agudizada por el flujo de nicaraguenses, calificado de "inmanejable" por las autoridades de la ciudad. Lo paradójico del caso es que esa inmigración masiva fue desencadenada por la propia política de la administración de Reagan, que en su obsesión por expulsar a los sandinistas del poder, estranguló la economía del país. Esa política ha comenzado a morderse la cola, y la caldera de las tensiones raciales en Miami no deja de acumular vapor.--

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.