argentina

Autoridades investigaban caso de violencia de género y encontraron que el victimario poseía un misil

El hecho se presentó en Argentina, y gracias a la evaluación de peritos, se puedo comprobar que el armamento hallado se encontraba desactivado, no obstante, el hombre señalado fue dejado en prisión.


Un curioso e inesperado hecho centra la atención de las autoridades judiciales de Argentina, país donde, en días pasados, y en el marco de una investigación por un presunto caso de violencia de género, los agentes de la ley hicieron un sorpresivo descubrimiento, pues, en medio de la diligencia de captura del presunto victimario, se encontraron con que el hombre tenía en su poder un misil.

La información, entregada por el Ministerio público de ese país, precisa que esto ocurrió en la ciudad de Buenos Aires, donde un hombre había sido reportado vía telefónica como autor de un caso de lesiones personales agravadas, enmarcadas en una situación de violencia de género.

No obstante, cuando las autoridades acudieron al lugar para apersonarse de la situación, y en medio de la investigación para determinar si tenía en su poder algún tipo de armas, durante el correspondiente cateo a su vivienda, estos se percataron de la presencia de un misil de uso militar; arma que, tendría una longitud de cerca de dos metros de largo.

Según los peritos que analizaron el arma encontrada, este corresponde a un cohete modelo “BR 65-GS” de calibre 89 mm.

En respuesta a la presencia de dicho artefacto explosivo, las autoridades convocaron al lugar la presencia de miembros del escuadrón antiexplosivos, a quienes se les encargó la tarea de comprobar la condición del arma.

Tras la evaluación, los expertos pudieron confirmar que este misil se encontraba desactivado, precisando además que para su eventual activación lanzamiento, este requeriría de un sistema operado a través de control remoto.

En el marco de las investigaciones, el elemento también fue confiscado, con el objeto de poder establecer su origen, y las razones por las que se encontraría al interior de la vivienda.

Tras la investigación, las autoridades pudieron establecer que la razón por la que el artefacto fue hallado en el sitio, es que la vivienda es propiedad de un exmilitar, adscrito a la Fuerza Aérea de ese país.

En el punto de residencia del hombre detenido, también se pudo establecer la residencia de otras once personas, de las cuales seis son menores de edad, según recogen medios internacionales.

Tras la denuncia por violencia de género, y en el marco de las investigaciones adelantadas en contra del detenido, la justicia argentina dispuso la medida de prisión preventiva en contra del hombre, quien fue sindicado del delito de lesiones agravadas en periodicidad reiterada.

Además, el hombre es señalado de la comisión de otros delitos como violencia de género, amenazas simples, amenazas coactivas, privación de la libertad, daño a domicilio, tentativa de robo, y desobediencia a medidas cautelares.