Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/29/1996 12:00:00 AM

CABEZA A CABEZA

NEBOT Y BUCARAM, EMPATADOS DE CARA A LAS ELECCIONES ECUATORIANAS DEL DOMINGO, TERMINARON PARECIENDOSE EN BUSCA DE LOS VOTOS DE LOS INDECISOS.

CABEZA A CABEZA, Sección Mundo, edición 739, Jul 29 1996 CABEZA A CABEZA
Hace ocho años, cuando Abdala Bucaram disputó la presidencia de la República con el izquierdista Rodrigo Borja, un grafito logró expresar los sentimientos de muchos ecuatorianos: "Abdala te odio por obligarme a votar por Borja". La beligerancia y el discurso populista de Bucaram provocaban tanto temor que cualquier otro candidato era más deseable que él. A la postre el miedo ganó las elecciones y Bucaram tuvo que esperar una nueva oportunidad para volverlo a intentar. Pues bien, el domingo próximo podría ser el día de su revancha. Bucaram entendió, con el paso de los años, que para conseguir su meta en política debía moderar su carácter y ser más diplomático. Esas estrategias parecen haber logrado resultados: de acuerdo con un sondeo realizado por la empresa Informe Confidencial, al finalizar la semana pasada Bucaram igualaba al socialcristiano Jaime Nebot con el 39 por ciento de las intenciones de voto de los encuestados. Pero si las buenas maneras han ayudado a Bucaram a lograr una mejor aceptación en el grueso del público, nadie puede negar que la mala imagen que tiene su rival también le ha dado un empujón. Jaime Nebot tiene fama de ser un hombre fuerte y recio que es capaz de casi cualquier cosa por imponer sus convicciones, tanto que ha sido señalado como el responsable de las violaciones de los derechos humanos durante el gobierno de León Febres Cordero. El sondeo de la semana pasada reveló que ninguno de los candidatos ha logrado captar los votos independientes. Los resultados finales de la primera ronda presidencial ya habían demostrado que las diferencias entre los dos son inferiores al 1 por ciento. En los comicios del pasado 19 de mayo Nebot obtuvo el 27,17 por ciento de la votación mientras que su rival consiguió el 26,27 por ciento, es decir que la diferencia fue de 34.000 sufragios. Y lo más curioso es que, después de esa primera vuelta, los aspirantes se volcaron a cambiar de imagen para atraer a los indecisos. Como ambos candidatos son de Guayaquil, sus miradas se orientaron a captar el electorado de la sierra, en especial de Quito. También era necesario salir de los sectores cerrados con los cuales eran identificados: Bucaram se ha dedicado a conquistar a las clases medias mientras que Nebot se ha untado de pobre fotografiándose en los tugurios de Guayaquil. A esas incursiones le sumaron un cambio en las estrategias de comunicación. Para la segunda ronda se han esforzado por aparecer diferentes: las conferencias de prensa de Bucaram se desarrollan prácticamente entre susurros, mientras que Nebot ha cambiado el lema de su campaña de "La gente primero" a "Primero tú". Es decir, cada uno juega a parecerse al otro, pero ninguno de los dos convence a nadie. El grupo que más interés despierta en los dos aspirantes es el que votó por el comentarista de televisión Freddy Ehlers, que alcanzó más de 780.000 votos. Ehlers dejó en libertad a sus seguidores de inclinarse por el candidato que en su criterio mejores propuestas presentara, aunque anunció que su sufragio sería en blanco. La propuesta central del comunicador para los comicios del 19 de mayo fue la convocatoria de una asamblea nacional constituyente. En un principio Nebot y Bucaram descartaron la propuesta de plano, pero en los últimos días, en busca de votos, ambos han empezado a plantear bajo cuáles reglas de juego la considerarían viable. Y ni siquiera en sus propuestas los dos candidatos son fácilmente distinguibles. Sus similitudes van desde el establecimiento de mercados subsidiados para los sectores más desfavorecidos hasta el desarrollo de programas que permitan tener mejores ingresos a las familias pobres. Pero tal vez lo que más sorprende a la crítica es que tanto Bucaram como Nebot se quedan en el señalamiento de los problemas y exponen pocas estrategias para superarlos. El caso de Nebot es realmente impactante: como hombre de derecha, amigo de la inversión extranjera y de la economía de mercado, carece de propuestas serias para la superación del déficit fiscal que golpea las finanzas ecuatorianas. Pero si los pobres están atentos a las promesas de los dos candidatos, la élite mira con escepticismo el proceso electoral: los ricos no votarían por Bucaram porque no comparten su cosmovisión, además porque le tienen desconfianza. Sin embargo Nebot tampoco los convence, en buena parte por su pobreza intelectual. En el Congreso el panorama no es más alentador. Un sector, representado por Izquierda Democrática, Democracia Popular y Nuevo País, aunque no ha expresado su apoyo a ninguno de los candidatos, se ha impuesto el reto de ser una tercera fuerza que ejerza control y que apoye las iniciativas legislativas del Ejecutivo, sea cual fuere el elegido. De esta manera busca, por lo menos, que el nuevo presidente pueda gobernar, pues las relaciones con la clase parlamentaria siempre han sido un dolor de cabeza para los gobernantes ecuatorianos, que por no poseer una mayoría en el Congreso terminan vencidos por la oposición. La pregunta por estos días en Ecuador no es quién será el elegido, sino qué tan nefasto puede ser el ganador. Porque con la metamorfosis vivida por los candidatos en aras de conseguir más votos, sus verdaderas intenciones y proyectos están camuflados, al menos por el momento, debajo de la retórica electoral.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
  • El desafío de reducir la desigualdad económica

    El desafío de reducir la desigualdad económica

    close
  • "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    close
  • Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

La historia del colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.