mundo

Cámara de Representantes de EE. UU. aprueba despenalizar la marihuana a nivel federal

La aprobación fue obtenida gracias a la mayor parte de los votos de los representantes demócratas, más la incorporación de un grupo de republicanos libertarios.


La Cámara de Representantes de Estados Unidos, bajo control demócrata, aprobó este viernes un proyecto de ley que supondría la legalización de la marihuana a nivel federal. Es la primera vez que una institución del Congreso respalda esta medida.

La posible aprobación de este proyecto de ley eliminaría la marihuana del llamado sistema federal de programación de drogas, es decir, la base de gran parte de la política federal sobre drogas, y suprimiría las sanciones penales para cualquiera que posea, distribuya o produzca marihuana.

Sin embargo, al proyecto aún le falta pasar por el Senado, que está controlado por republicanos.

“La criminalización de la marihuana ha sido un error, y la aplicación racialmente dispar de las leyes sobre la marihuana solo ha agravado este error”, hizo saber el mes pasado el impulsor en la Cámara Baja del proyecto de ley y presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler.
“La criminalización de la marihuana ha sido un error, y la aplicación racialmente dispar de las leyes sobre la marihuana solo ha agravado este error”, hizo saber el mes pasado el impulsor en la Cámara Baja del proyecto de ley y presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler. - Foto:

La aprobación fue obtenida gracias a la mayor parte de los votos de los representantes demócratas (más la incorporación de un grupo de republicanos libertarios) con un resultado final de 228 sufragios a favor por 164 en contra.

Este proyecto, llamado Ley de Oportunidad, Reinversión y Eliminación de Marihuana (MORE) eliminaría los registros de personas con condenas federales previas por marihuana e impondría un impuesto sobre los productos de marihuana, que financiaría a su vez nuevos programas destinados a apoyar a “personas y empresas en comunidades afectadas por la guerra contra las drogas”.

“La criminalización de la marihuana ha sido un error y la aplicación racialmente dispar de las leyes sobre la marihuana solo ha agravado este error”, hizo saber el mes pasado el impulsor en la Cámara Baja del proyecto de ley y presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler.

Entre otras medidas adicionales, la ley MORE abriría la posibilidad de conceder préstamos federales a negocios de marihuana, prohibiría a los funcionarios del Gobierno que rechazaran la concesión de beneficios públicos a personas con condenas previas por marihuana y prohibiría la denegación de la ciudadanía estadounidense basada en delitos previos relacionados con la marihuana.

Las economías de países líderes en producción como China (más de la mitad de la producción mundial), Brasil, India, Indonesia y EE. UU. se resienten ante el fenómeno del contrabando que les resta utilidades y productividad a sus compañías.
Las economías de países líderes en producción como China (más de la mitad de la producción mundial), Brasil, India, Indonesia y EE. UU. se resienten ante el fenómeno del contrabando que les resta utilidades y productividad a sus compañías. - Foto:

Sin embargo, es poco probable que el proyecto de ley llegue mucho más lejos en el Congreso actual, dado que el Senado está controlado por los republicanos, acérrimos defensores de la ilegalización.

Sí que existe una versión de la ley en la Cámara Alta, presentada por la senadora y vicepresidenta electa, Kamala Harris, aunque todo dependería de la composición del nuevo Senado a falta de dos votaciones cruciales en el estado de Georgia, el próximo mes de enero, que podrían inclinar la balanza a favor del Partido Demócrata que Harris representa. Además, el presidente electo del país, el también demócrata Joe Biden, solo apuesta por una versión diluida de la ley.

Ni siquiera en el mejor de los escenarios, la aprobación de la ley conllevaría la despenalización nacional de la marihuana porque la decisión final dependería de cada estado. Hasta ahora, 15 estados y Washington D. C. han despenalizado su uso (aunque en la capital no está aprobada la venta recreativa).

Con información de la AFP y Europa Press.