COMPLOT CONTRA MUBARAK


Una organización extremista musulmana con conexiones árabes y europeas, cuyo objetivo era derrocar al régimen del presidente agipcio Hosni Mubarak, fue descubierta y desarticulada por los servicios secretos del Estado. Según el diario "Al-Ahram" controlado por el gobierno, el partido islámico Tahrir pretendía instaurar una república islámica con base en El Cairo. Como se recordará, fueron fundamentalistas musulmanes los que asesinaron en 1981 al entonces presidente Anwar el-Sadat, siendo desde entonces duramente reprimidos por Mubarak quien en repetidas ocasiones ha acusado a la agrupación de conspirar. Las versiones oficiales sostienen que todo forma parte de un complot orquestado por algunos países árabes que se encargan de financiar y equipar al movimiento.