mundo

Coronavirus en el mundo: turismo cayó un 97 % en abril según OMT

Por culpa de la cuarentena obligatoria impuesta en muchos países del mundo, el turismo se paralizó con una caída significativa.


El turismo mundial se encuentra en crisis debido al freno que tuvieron tanto los turistas como las aerolíneas por culpa del coronavirus, pues la orden que cada gobierno impuso desde la llegada de la pandemia fue no permitir el ingreso ni la salida de personas en la mayoría de países.

Debido a esto, la caída del turismo ha sido significativa. Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), la disminución en abril fue del 97 % en el número de llegadas internacionales, 180 millones menos que en el mismo mes de 2019. En marzo, la caída ya había sido del 55 %.

Aunque el sector del turismo esperaba que abril fuera uno de los meses más ocupados del año, teniendo en cuenta las vacaciones de Semana Santa, las restricciones aplicadas en la mayoría de los países provocó que el turismo mundial acumulara en lo corrido del año un descenso del 44 % en la llegada de turistas desde el extranjero, lo que quiere decir que tuvieron una pérdida de aproximadamente 195.000 millones de dólares en ingresos.

Entre los meses de enero y abril del presente año, con un 51 %, las regiones que se vieron más afectadas por la covid-19 fueron el Pacífico y Asia, seguidos de Europa, que registró un descenso del 44 %.

Por su parte, Oriente Medio evidenció una caída del 40 % en turismo, América el 36 % y África con un descenso del 35 %. Ante este panorama, se calcula que las pérdidas monetarias pueden estar entre los 910.000 millones y 1,2 billones de dólares en todo 2020.

Por su parte, la OMT reiteró su petición a las organizaciones internacionales y a los gobiernos para que continúen apoyando el turismo, “columna vertebral de las economías”, teniendo en cuenta la prioridad de un “reinicio responsable”.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, aseguró que la caída “repentina y masiva” de los turistas es un amenaza para los empleos y las economías, ya que “es vital que el reinicio del turismo sea una prioridad y se gestione de manera responsable, protegiendo a los más vulnerables y con la salud y la seguridad como la principal preocupación del sector”.

A pesar de ello, la OMT ha logrado identificar desde mediados de mayo, un aumento en el número de destinos que anuncian planes para reactivar el turismo, los cuales cuentan con los protocolos de bioseguridad necesarios para atraer viajeros y propiciar la recuperación del sector.