Home

Mundo

Artículo

NICOLÁS MADURO Presidente de Venezuela
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, busca que se levanten los bloqueos económicos sobre su país.

mundo

Delegados de Nicolás Maduro llegaron a México en busca de acuerdo para desbloquear fondos

Maduro exige principalmente en la mesa el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos.

Los delegados del presidente Nicolás Maduro para el diálogo con la oposición venezolana manifestaron este viernes en México su disposición a firmar un acuerdo que desbloquearía fondos para aliviar el impacto de la larga crisis del país petrolero.

A su arribo a Ciudad de México, donde el sábado se reanudarán formalmente las negociaciones tras 15 meses de interrupción, el jefe negociador del gobierno venezolano, Jorge Rodríguez, reiteró a la prensa que uno de los objetivos de esta ronda es “firmar con un sector de la oposición venezolana un amplio acuerdo social”.

Se refería a un pacto que liberaría recursos venezolanos bloqueados en el extranjero, según había adelantado el gobierno, sin precisar dónde se encuentran esos fondos ni su monto.

El dinero serviría, entre otras cosas, para aliviar el colapso de servicios básicos en un país donde la pobreza golpea a ocho de cada diez personas, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), un estudio académico publicado el pasado 10 de noviembre. La crisis política y económica ha obligado a emigrar a unos siete millones de venezolanos, según Naciones Unidas.

La delegación también llega a México para “cumplir su papel de defender la paz, el derecho que tenemos (...) de vivir en paz”, añadió Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional legislativa, en un hangar militar del aeropuerto capitalino, junto al equipo negociador. Maduro exige principalmente en la mesa el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos, que incluyen un embargo petrolero y el bloqueo de activos.

No se ha informado aún sobre el arribo de los representantes de la Plataforma Unitaria, que aspira a concretar soluciones para la “crisis humanitaria, el respeto a los derechos humanos (...) y especialmente” garantías para “elecciones libres y observables”, según adelantaron el jueves en un comunicado.

Sin embargo, una fuente vinculada al proceso dijo a la AFP que aún no hay consenso sobre los próximos comicios, que en teoría deberían celebrarse en 2024, y sus condiciones.

La oposición acusa a Maduro de haberse reelegido fraudulentamente en 2018. Basado en esa denuncia e invocando su condición de líder del Parlamento, el dirigente opositor Juan Guaidó se autoproclamó presidente de Venezuela en 2019 con apoyo de medio centenar de países, encabezados en Estados Unidos.

Pero desde entonces su liderazgo se ha erosionado, así como su poder de convocatoria, lo que sumando a cambios en el plano internacional y acercamientos del gobierno de Maduro con Estados Unidos terminaron por oxigenar al heredero del presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

El oficialismo y la oposición entablaron diálogos en México en agosto de 2021, tras fallidas iniciativas en 2018 en República Dominicana y 2019 en Barbados. Maduro los congeló dos meses después por la extradición a Estados Unidos del empresario Alex Saab, enjuiciado por lavado de dinero.

El gobierno incluyó en su equipo negociador a Camila Fabri, esposa de Saab, cuya incorporación a la mesa exige el mandatario.

Maduro ataca a la prensa del mundo tras la reanudación de los diálogos con la oposición

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el Gobierno del país retomará el diálogo con la oposición en las jornadas del viernes 25 y el sábado 26 de noviembre, con el objetivo de “rescatar parte de los recursos secuestrados”.

Maduro, que sostuvo que su gabinete se encuentra en comisiones de trabajo con la Plataforma Unitaria, que aglutina a cuatro grandes partidos, ha indicado que el fin último de las negociaciones es “rescatar parte de los miles de millones de dólares que han sido secuestrados a causa de las sanciones y medidas coercitivas unilaterales impuestas a Venezuela”.

“Este diálogo busca crear un mecanismo práctico dirigido a abordar necesidades sociales vitales y atender problemas de servicios públicos”, explicó el mandatario en una entrevista para la emisora Radio Miraflores.

En este sentido, Maduro se mostró agradecido por la participación de Noruega y México, autoridades “facilitadoras” del proceso, y por el establecimiento de los diálogos con el fin de conseguir la paz del país.

En cuanto a Noruega, el presidente venezolano ha calificado su labor diplomática de “prudente, sin deseo de protagonismo”. Mientras que ha dicho que México, lugar donde se retoma el diálogo, sirve de base para que las conversaciones se puedan retomar en un nuevo punto.

“No van a venir las agencias de noticias, los medios de comunicación hegemónicos de Occidente y de Estados Unidos, así como extranjeros a imponerle a Venezuela nada, ni hoy ni nunca”, expresó Maduro. “Nadie nos va a imponer nada, ni hoy, ni mañana, ni nunca”, agregó el mandatario venezolano en Radio Miraflores.

*Con información de AFP.