Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/1994 12:00:00 AM

EDUARDO II

Al asumir la presidencia de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle se apresta a conducir al país hasta el año 2000.

EDUARDO II EDUARDO II
EDUARDO FREI RUIZ-TAgle, quien se proclama como "el presidente de los nuevos tiempos", asumirá el poder el viernes de esta semana en medio de grandes expectativas. Por delante le quedan tareas tan difíciles como sostener el crecimiento económico, y soportar los últimos años de enquistamiento de Augusto Pinochet en la vida pública del país.
Ninguna de esas tareas será fácil, pues, aunque la economía y las finanzas públicas están en posición sólida, el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, que superó los dos mil millones de dólares, ensombrece el panorama. Si bien ello permite, en palabras del anunciado ministro de Hacienda, Eduardo Aninat, manejar las cifras-límite con tranquilidad, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) dice que permanece casi intacta "la regresiva distribución del ingreso impuesta por la dictadura militar".
Por otro lado, la permanencia de Pinochet, de cerca de 80 años, en la comandancia de las Fuerzas Armadas, refleja las realidades de un país que aún no ha podido hacer las paces con un pasado totalitario y represivo. Esa permanencia es la causa de que todavía subsistan algunos grupos terroristas de izquierda, por una parte, y, por la otra, el fantasma del poder del dictador, que en sendas demostraciones de fuerza castrense, en diciembre de 1990 y mayo de 1993, recordó a los chilenos que la sombra de la bota militar aún se proyecta sobre su democracia.
A pesar de ser hijo del recordado presidente chileno Eduardo Frei Montalva (1964-1970), Frei Ruiz-Tagle no tuvo siempre a la política como el objetivo de su vida. En los convulsionados días de la presidencia de Salvador Allende no se sentía atraído por la política, y más bien se convirtió en hombre de negocios, mediante su asociación con un consorcio de obras civiles e importaciones llamado SigdoKoppers. En esa condición, Frei se consolidó como empresario próspero en el marco de la apertura impuesta por la dictadura.
La sorpresiva muerte de su padre en 1982 se convirtió en el punto crucial de su vida. El viraje comenzó cuando creó la Fundación Frei, y siguió cuando se dedicó de lleno a la política al año siguiente.
Lo próximo era abandonar el mundo empresarial, algo que hizo en un gesto ampliamente aplaudido, en 1988, al vender sus acciones de SigdoKoppers e integrarse al Comité de Elecciones Libres, un grupo de personalidades de todas las tendencias que se oponían a que Pinochet se eternizara en el poder.
Su debut electoral se produjo en 1989, cuando llegó al Senado con más de 600.000 votos. Pero entonces ese caudal se atribuyó a la recordación que evocaba su nombre en los sectores populares que votaron pensando en su padre. Tal vez por su carencia de pasado político, paulatinamente fue convirtiéndose en un factor de cohesión en la democracia cristiana, por encima de los chascones, el ala rebelde del partido, y de los guatones del ala conservadora.
Así es el hombre de ceño adusto y pocas palabras que asumirá la presidencia de Chile hasta el año 2000. Un hombre sobre cuyas espaldas está nada menos que la consolidación de la democracia chilena.-

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.