crimen

El escabroso caso del futbolista torturado y asesinado en Brasil

El cadáver de Daniel Corrêa, de 24 años y cedido al São Bento procedente del São Paulo, fue descubierto en una zona rural cerca de São José dos Pinhais, un suburbio de la ciudad brasileña de Curitiba, al sur del país.


“Sao Paulo FC lamenta profundamente la muerte del mediocampista Daniel Corrêa. El club ofrece sus condolencias a la familia del atleta”, confirmó vía Twitter ese equipo de fútbol en la mañana del pasado domingo.

El futbolista fue encontrado el sábado "decapitado y con sus genitales mutilados" según informaron las autoridades brasileñas. La causa oficial de la muerte no ha sido confirmada. Pero un informe detallado en el periódico local ‘Banda B’ afirmó que Corrêa fue víctima de "tortura".

Citando a un guardia municipal, el informe decía: “Desde la aparición del cuerpo, fue una situación muy violenta. El hombre tenía dos cortes profundos en el cuello, su cabeza estaba casi decapitada y sus genitales estaban cortados". Así lo contaron a los policías las personas que descubrieron el cuerpo en un arbusto.

En video: Tragedia en el fútbol argentino: jugador muere por golpe en la cabeza

De acuerdo con la investigación, el camino donde se encontró el cuerpo es conocido porque es donde usualmente arrojan cadáveres. “Todo indica que el hombre fue ejecutado aquí en la calle y arrastrado unos 30 metros”.

Corrêa pasó los últimos dos años en dos equipos de segunda división: el Curitiba primero y luego en el Sao Bento. ANtes había hecho su debut profesional en 2013 en el Botafogo, de Rio de Janeiro, jugando junto al holandés Clarence Seedorf. Sus regates le valieron el apodo de ‘Daniel Messi‘ entre la hinchada. En 2014 sufrió una grave lesión en la rodilla y desde entonces no pudo recuperar su nivel. Por eso, el club Botafogo también ofreció sus condolencias vía redes sociales.