Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2004 12:00:00 AM

El 'fiscal valiente'

Muchos temen que el futuro de Venezuela pueda ser marcado por el terrorismo luego del asesinato de Danilo Anderson.

El 'fiscal valiente' El fiscal Danilo Anderson era considerado un hombre polémico que investigaba los hechos del 11 de abril de 2002. El presidente Hugo Chávez asistió a su funeral, donde dijo de él que era un mártir de la revolución bolivariana.
La opinión pública venezolana, que parecía haberse sumido en una calma chicha ahora que el presidente Hugo Chávez está consolidado en el poder, despertó sobresaltada en la madrugada del 18 de noviembre. Había sido asesinado Danilo Anderson, "el fiscal valiente", "el mártir de la revolución bolivariana", como lo bautizó en sus exequias el primer mandatario.

Desde hace más de 30 años no ocurría en ese país un ataque de tales características. Escasos han sido los atentados en la historia venezolana, y el terrorismo nunca se ha asumido como una enfermedad. Pero eso pareciera estar cambiando. Lo que distingue al caso de Anderson es su impacto tanto en la opinión pública como en las altas esferas del poder.

Horas después de conocerse la noticia, el gobierno firmó un decreto para que se aprobara de urgencia un plan antiterrorista. Otra de las medidas fue la designación de cinco tribunales exclusivamente para casos de terrorismo. Se acordó también sancionar una ley antiterrorista, engavetada el año pasado, que establece la pena máxima (30 años) para los responsables. Y como Chávez reaccionó diciendo que ahora "Danilo somos todos", la oposición -que desde hace un tiempo lucha por no quedarse rezagada- está allí también, dando la cara. Teme que el oficialismo monopolice el tema y por eso presentará ante la Asamblea Nacional un conjunto de leyes fundamentadas en normativas que tienen sobre la materia la OEA y la ONU.

La muerte a manos de la policía, dos días después, de un abogado de clase alta a quien las autoridades estaban investigando en relación con el caso no hizo más que elevar la sensación de que la violencia se apodera de la política.



¿Maremoto de terror?

Uno de los temores que ronda entre los venezolanos es si el asesinato de Danilo Anderson será el primero de una ola terrorista. Algunos especialistas lo ven como un caso aislado; otros, como el inicio de una serie catastrófica.

Desde el asesinato los voceros y expertos comenzaron a conjugar las variaciones del término terror. El criminólogo Fermín Mármol León piensa que se trata de un acto de "terrorismo selectivo" pues en un "acto vil y cobarde" asesinaron a una persona, dijo a SEMANA. El también ex ministro de Justicia supone que detrás del hecho hay gente afectada por ciertas políticas. "No creo que esta acción sea contra Anderson, sino que apunta quizá hacia un asunto de alta política".

El diputado Luis Tascón, del partido oficialista Movimiento Quinta República, opina que el fiscal sí fue el blanco por la cantidad de expedientes que tenía a su cargo. "La hipótesis más poderosa que manejamos -declaró a SEMANA- no es que fuera un hecho aislado, sino que hay un plan desestabilizador para romper con la paz". Para el historiador Jesús Sanoja Hernández, "el hecho es la expresión de la gran confrontación entre oposición y gobierno. La oposición ha sido derrotada y eso le ha dado impulso al gobierno para tomar beligerancia en un tema que no se había olvidado. Por eso se están viendo las cenizas del 11 de abril".



Fiscal polémico

Danilo Anderson, a sus 38 años, era uno de los fiscales más controvertidos. Su asesinato volvió a poner en primera plana el fantasma de los sucesos de abril de 2002 (en los cuales murieron al menos 19 personas), porque llevaba este caso y ello pudo motivar su muerte. Cuando acusó a los cinco pistoleros de Puente Llaguno que supuestamente dispararon ese día contra la marcha de oposición, fue tildado de traidor por los seguidores de Chávez. Igual insulto -pero del polo opuesto- se llevó cuando puso preso al alcalde opositor del municipio Baruta (este de Caracas), Henrique Capriles, por las protestas frente a la embajada de Cuba en esos días de abril. Y su expediente más polémico era el proceso contra los dirigentes opositores por su presunta participación en el golpe, así como contra las 400 personas que firmaron el decreto del presidente momentáneo, Pedro Carmona Estanga, por el que cerraba las instituciones democráticas.

Tanto el gobierno como la oposición compiten por presentar la versión más convincente sobre el origen del atentado. Para el gobierno los responsables podrían estar entre los militares rebeldes de la Plaza Francia, que escenificaron una protesta que duró meses en una de las zonas más elegantes de Caracas. Para sostener esa versión dicen que el asesinato fue una operación sofisticada, mediante una bomba de 250 gramos de C-4 adherida por medio de un imán al piso de la camioneta de Anderson.

La oposición, por su parte, se apoya en lo dicho por un amigo de la infancia del fiscal y edil del municipio Libertador (alcaldía chavista en Caracas), Carlos Herrera, quien afirmó que horas antes de morir, Anderson le confesó que autoridades del gobierno, entre ellos el vicepresidente José Vicente Rangel, lo estaban presionando para que no imputara a empresarios y banqueros involucrados en la firma del decreto de Carmona. "Danilo le estorbaba a un grupo del gobierno porque se estaba metiendo contra los intereses donde tienen negocios", afirmó Herrera a los medios. Rangel respondió que eso era "pura basura".

Hasta el momento, según el ministro Jesse Chacón, la autoría material fue esclarecida con la persecución del abogado Antonio López, quien murió en un enfrentamiento con la Policía Judicial en pleno tráfico del mediodía. En la casa del abogado de 32 años, hijo de una ex senadora de oposición, Haydee Castillo de López, y del ex contralor municipal Antonio López Acosta, se encontraron armas y artefactos explosivos.

Los padres del abogado especialista en casos financieros y petroleros juraron luego de ser detenidos que al allanamiento los efectivos llegaron sin orden judicial, armados y con pasamontañas, "y hora y media después salieron para decir que encontraron todo ese armamento".

El ministro Chacón dijo que López formaba parte de una organización vinculada a otros hechos violentos y que estaban develando "la punta de un iceberg", otro de cuyos extremos habría aparecido en un motel de Barquisimeto, donde la policía dio muerte a Juan Carlos Sánchez, de 32 años.

Para el ex director de la Policía Judicial Eliseo Guzmán, este caso puede ser el inicio de hechos más graves, pues tiene una connotación muy distinta a otros atentados. "La impunidad, dijo a SEMANA, puede hacer que crezca el fenómeno. La gente anda con una dosis de terror e incertidumbre a la que no está acostumbrada. ¿Servirá una ley antiterrorista? Puede ser, con tal de que realmente persiga combatir el terrorismo y no otros fines".

Venezuela terminó una semana de agitación con dos nuevos motivos para recordar los sucesos del 11 de abril de 2002: el escándalo suscitado en la visita de Chávez a España, cuando el ministro de Exteriores del país ibérico, Miguel Ángel Moratinos, dijo que el gobierno de José María Aznar había conocido de antemano los planes de los golpistas. Y, desde Washington, la revelación de documentos que demuestran que la CIA norteamericana conocía y aprobaba el proyecto de tumbar a Chávez. Son detalles que le han vuelto a echar leña a una hoguera que parecía apagada.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.