Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2003 12:00:00 AM

El hombre de Arafat

El nombramiento de Ahmed Korei como primer ministro palestino muestra que, aunque se margine del proceso de paz a Yasser Arafat, él sigue mandando la parada.

El hombre de Arafat El hombre de Arafat
El ex primer ministro Mahmoud Abbas (también conocido como Abu Mazzen) acababa de presentar su renuncia cuando el jefe de la autoridad palestina, Yasser Arafat, anunció que ya le tenía reemplazo. Se trata de Ahmed Korei, un miembro moderado del partido Fatah que se desempeñaba como vocero del consejo legislativo palestino y que es conocido por su gran sentido del humor y sus dotes de negociador. De hecho, junto al entonces primer ministro israelí Shimon Peres, Korei concibió y firmó el acuerdo de Oslo en 1993. Korei, a diferencia de Mazzen, es un hombre en el que Arafat confía y con el que nunca han existido roces de ningún tipo. Pero, ¿cómo afectará el cambio de liderazgo a la hoja de ruta impulsada por Washington y que prevé la creación de un Estado Palestino para 2005?

Catherine Cook, coordinadora de Middle East Research and Information Project, con sede en Washington, explicó a SEMANA que la renuncia de Abu Mazzen se debió a una enorme presión por parte de Estados Unidos para controlar a los grupos terroristas pero que para conseguirlo necesitaba una legitimidad entre los palestinos que nunca logró. "Abu Mazzen era más bien visto como débil e incapaz de lograr una mejoría tangible de las condiciones de vida en los territorios ocupados, pues a pesar de la aceptación de una tregua por parte de ambos lados el pueblo palestino continuaba siendo sometido a restricciones de movimiento, demoliciones de hogares y asesinatos selectivos de sus líderes políticos", dijo Cook.

Pero, sobre todo, Abu Mazzen se enfrentó desde el comienzo a una lucha de poder con Arafat, a quien Estados Unidos e Israel intentaban volver irrelevante. Y, a pesar del apoyo que la potencia prestaba al primer ministro, el descontento interno por su administración terminó inclinando la balanza a favor de Arafat. Al final Abu Mazzen no pudo cumplir las promesas acordadas con Israel ni llenó las expectativas de los palestinos.

Por eso la Casa Blanca culpa del congelamiento de la primera fase de la hoja de ruta a Arafat. El secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, propuso que el líder se marginara del proceso mientras que Israel anunció su destierro. Aunque al final de la semana pasada Ariel Sharon había decidido no hacer efectiva la deportación por presiones de Estados Unidos, informó que ya ordenó a su Ejército el diseño de un plan para ejecutarla.

Para otros, el proceso de paz estará muerto hasta que el gobierno israelí cumpla con su parte y deje, por ejemplo, la política de asesinatos selectivos. En esta medida la composición del liderazgo palestino no ocasionaría ninguna diferencia. Ali Albunimah, vicepresidente de la Red Arabe-Americana, dijo a SEMANA que la hoja de ruta está muerta por ahora y que el futuro no será color de rosa: "Korei va a fracasar tan estruendosamente como su predecesor porque Israel no piensa hacer nada al respecto. Soy muy pesimista y creo que debemos esperar muchas más tragedias y derramamiento de sangre", vaticinó.

El futuro de la paz es más incierto que nunca y el nuevo primer ministro deberá enfrentarse a aguas tormentosas. Lo único claro es que Arafat continúa teniendo un poder político en el territorio palestino que a Korei le será imposible desconocer.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.