Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/1997 12:00:00 AM

EL MIL CARAS

EL MIL CARAS EL MIL CARAS
El populismo regresó con bombo y platillos a América Latina de la mano de Abdalá Bucaram, presidente de Ecuador con el apoyo abrumador del electorado más vulnerable a sus propuestas, el indígena y rural. Desde que ganó en julio, Bucaram ha sido visto por sus conciudadanos interpretando canciones en concursos de belleza, afeitándose el bigote, piloteando aviones de combate, comiendo en la calle, regalando el sueldo, jugando fútbol y llamando 'burros' a sus opositores. En octubre lanzó un disco compacto con sus canciones, que se unió a la leche 'Abdalact' (de bajo precio), al Abdaláfono (teléfono popular de barriada), al 'Abdalagua', agua envasada de bajo costo. Pero sus acciones paternalistas de viejo cuño amenazan convertirse en un contraste con las medidas económicas de corte neoliberal que presentó a finales de noviembre después de haberlas pospuesto seis veces, al parecer por falta de decisión.

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.