mundo

El presunto atacante de Salman Rushdie fue acusado de intento de asesinato

El autor británico fue operado de emergencia y convalece asistido con respirador luego que el presunto atacante, Hadi Matar de 24 años, corrió hacia el estrado en el que iba a hablar Rushdie el viernes y lo apuñaló en el cuello y el abdomen.


Una corte de Nueva York acusó el sábado de intento de asesinato al sospechoso de apuñalar durante un evento literario al escritor Salman Rushdie, que permanece hospitalizado en estado grave.

El autor británico recibió una decena de puñaladas, dijeron los fiscales durante la lectura de cargos del hombre de Nueva Jersey, según The New York Times.

El ataque contra Rushdie, autor de ‘Los versos satánicos’ e ‘Hijos de la medianoche’ desató indignación internacional, aunque cosechó el aplauso de los islamistas de línea dura en Irán y Pakistán.

El autor británico fue operado de emergencia y convalece asistido con respirador luego que el presunto atacante, Hadi Matar de 24 años, corrió hacia el estrado en el que iba a hablar Rushdie el viernes y lo apuñaló en el cuello y el abdomen.

Los nervios de uno de sus brazos resultaron severamente lesionados, su hígado fue afectado y “probablemente perderá un ojo”, dijo Andrew Wylie, el agente del escritor.

El presidente Joe Biden condenó en un comunicado el “feroz ataque” contra el escritor, a quien elogió por su “negativa a ser intimidado o silenciado”. Agregó que junto con su esposa Jill y “los estadounidenses y personas de todo el mundo, están orando por su salud y recuperación”.

De 75 años, Rushdie ha vivido acosado por una sentencia de muerte desde 1989, cuando el entonces líder espiritual de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, dictó un decreto religioso (fetua) que ordenaba a los musulmanes matarlo tras la publicación del libro “Los versos satánicos”, al que consideró blasfemo.

Atacante criado en EE. UU.

Rushdie se trasladó a Nueva York a comienzos de la década de 2000 y obtuvo la ciudadanía estadounidense en 2016. Pese a la continua amenaza contra su vida, era visto en público y a menudo sin custodia aparente.

En una entrevista con la revista alemana Stern pocas semanas antes del ataque, Rushdie habló de cómo, después de tantos años viviendo con la amenaza de la fetua, su vida había vuelto en gran medida a la normalidad desde su mudanza a Estados Unidos.

La seguridad no era particularmente fuerte en el evento del viernes de la Chautauqua Institution, que organiza eventos culturales en esa apacible localidad al oeste del estado de Nueva York.

Rushdie recibió los primeros auxilios de un médico que estaba entre el público y luego fue trasladado en helicóptero a un hospital de la cercana localidad de Erie, en el vecino estado de Pensilvania.

La policía dijo que Matar, residente de Fairfax, New Jersey, permanece detenido sin derecho a fianza y fue formalmente acusado de intento de homicidio, pero no dio más detalles sobre su persona ni sobre su motivación. Compareció ante un tribunal de Nueva York y se declaró no culpable durante la lectura de cargos.

Aparentemente, la familia de Matar es oriunda de Yaroun, al sur de Líbano. Los lugareños dijeron a la AFP que los padres de Matar están divorciados y que su padre, un pastor, aún vive allí. Los periodistas que intentaron acercarse a él fueron echados del lugar.

Matar “nació y creció en Estados Unidos”, aseguró a la AFP una autoridad de la municipalidad local.

‘Los versos satánicos’ y su autor siguen suscitando rechazo en Irán. En el principal mercado de libros de Teherán, ante la consulta de AFP este sábado nadie se atrevió a condenar abiertamente el apuñalamiento.

“Me alegró mucho escuchar la noticia”, dijo Mehrab Bigdeli, un hombre de unos 50 años que estudia para convertirse en clérigo musulmán.

El mensaje fue similar en los medios conservadores de Irán. Uno de los diarios estatales dijo que el “cuello del demonio” había sido “cortado por una navaja”.

En Pakistán, un portavoz del partido Tehreek e Lalbbaik Pakistán, que orquestó violentas protestas contra lo que consideraba blasfemias antimusulmanas, dijo que Rushdie “merecía ser asesinado”.

En otras partes, las reacciones fueron de indignación y se multiplicaron las expresiones de solidaridad con el escritor.

Rushdie ganó fama internacional en 1981 con su segunda novela “Hijos de la medianoche”. Esa obra, que retrata la vida en India luego de la independencia, le valió el prestigioso galardón británico Booker Prize.

Memorias a escondidas

La vida de Rushdie cambió por completo tras la publicación en 1988 de “Los versos satánicos” y la consiguiente fetua, que lo obligó a pasar escondido casi una década durante la cual ni sus hijos sabían dónde vivía.

Aun cuando la constante vigilancia fue menguando desde fines de los años 1990, los eventos literarios a los que asistía Rushdie eran objeto de amenazas o boicots.

Su nombramiento como caballero de la reina Isabel II en 2007 generó una ola de protestas en Irán y Pakistán, cuyo ministro llegó a considerar que sería un honor matarlo en un acto suicida.

Desde que se trasladó a Nueva York fue un resonante defensor de la libertad de expresión, especialmente luego que en 2015 un ataque de islamistas diezmó al personal de la revista francesa Charlie Hebdo en París.

Ni la fetua ni otras amenazas consiguieron evitar que siguiera escribiendo e inspiraron sus memorias tituladas “Joseph Anton”, nombre que utilizaba cuando estaba.

*Con información de AFP.