Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/1993 12:00:00 AM

EN BUSCA DE LA PATRIA PERDIDA

PERSEGUIDOS POR TIRIOS Y TROYANOS Y SIN UN TERRITORIO QUE PUEDAN LLAMAR EL SUYO, POCA GENTE SABE CUAL ES LA TRAGEDIA DE LOS KURDOS.

EN BUSCA DE LA PATRIA PERDIDA EN BUSCA DE LA PATRIA PERDIDA
LOS VIAJEROS POR EUROPA casi siempre regresan con algún cuento sobre unos hombres barbados que gritan consignas en un idioma ininteligible y que son brutalmente reprimidos por la policía local. Se trata de los kurdos, quienes la semana anterior realizaron una serie de ataques contra intereses turcos, particularmente en Alemania. Esa escalada parece ser una estrategia desesperada para llamar por fin la atención de la opinión púplica occidental sobre su reclamación independentista. El kurdo es un pueblo que no posee territorio propio y debe vivir como inquilino en una tierra prestada.
Su anhelo nacionalista surgió después de la Primera Guerra Mundial, cuando el Kurdistán su territorio ancestral fue subdividido por las fuerzas aliadas entre Turquía, Iran, Irak, Siria y la antigua Unión Sovietica.
Aunque el tratado de Sevres (1920) había previsto la autonomía kurda, el tratado de Lausana (1923) la desconoció completamente. El resultado fue la fragmentación de un pueblo de 25 millones de personas con una cultura y una lengua comunes. Actualmente existen unos 10 millones en Turquía (son el 10 por ciento de la población total), unos 4 millones tanto en Irak como en Iran y el resto vive en grupos pequeños en las regiones fronterizas de Siria y la antigua Unión Sovietica. Los kurdos son musulmanes sunitas trashumantes que se dedican al pastoreo, el tejido y la agricultura de subsistencia.
Al quedar fragmentados, los grupos kurdos tuvieron desarrollos diversos. Los kurdos iraquíes, liderados por el jefe rebelde Barzani, lograron cierto nivel de autonomía en la región norte de Irak. Los kurdos turcos, perseguidos por el gobierno de Ankara, comenzaron su lucha política de independencia con el movimiento de inspiración marxista-Partido de los Trabajadores Kurdos (PTK).
En 1984 comenzó la lucha violenta del brazo armado del PTK y la represión turca (bombardeos a la población civil, violación de derechos humanos e, incluso, torturas) fue condenada por el mundo occidental. La guerrilla del PTK, que tenía su base de operaciones en el valle Bekaa, al sur de Siria, fue desplazada hacia la frontera turcoiraqui. Hace algunos meses los rebeldes establecieron un bloqueo al tráfico comercial entre ambas ronteras que afectó a las poblaciones kurdas le Turquía de Irak. Aunque los kurdo-iraquies kurdo-turcos no se habían unido y tenían sus marcadas diferecias, los ataques que han recibido de parte y parte les ha exacerbado su nacionalismo. La lucha kurda no es sólo contra Bagdad y Ankara, ahora deben luchar contra la guerrilla marxista del PTK.
Para Estados Unidos y Europa occidental el problema de los kurdos es un verdadero rompecabezas. Se oponen a la creación de un Estado kurdo por el peligro que sería un nuevo país en el explosivo oriente medio, a tiempo que censuran las continuas violaciones que Bagdad y Ankara cometen contra la población civil. En el caso de Irak, y su lider Saddam Hussein, por ahora esta controlado por la zona de seguridad establecida por la ONU en el paralelo 36 para proteger a la población kurda. El caso de Turquía, por tratarse de un aliado valioso del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), implica un "diplomatico" silencio. Y mientras unos y otros definen que partido tomar, los kurdos internacionalizan cada vez más su nacionalismo.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.