Tendencias
El subcomité señaló que Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que regula la seguridad alimentaria, debe exigir niveles máximos de estos metales. - Foto: AP

mundo

Encuentran elementos tóxicos en alimentos para bebés: esto es lo que se sabe

De acuerdo con el informe de un comité de la Cámara de Representantes de EE. UU., los estándares de las compañías que producen estos alimentos “permiten niveles peligrosamente altos de metales pesados tóxicos”.

Congresistas estadounidenses dieron a conocer este jueves una investigación en la que se alerta de la presencia de niveles peligrosos de metales tóxicos en algunos alimentos para bebés.

Según el informe del Subcomité de Política Económica y del Consumidor de la Cámara de Representantes, los alimentos contenían niveles altos de arsénico, plomo, cadmio y mercurio.

“Existen niveles peligrosos de metales tóxicos como arsénico, plomo, cadmio y mercurio en los alimentos para bebés, a niveles que exceden lo que los expertos y los órganos rectores dicen que se pueden permitir”, dijo el congresista demócrata Raja Krishnamoorthi.

El subcomité señaló que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que regula la seguridad alimentaria, debe fijar unos niveles máximos de dichas sustancias que son peligrosas, especialmente para los bebés y los niños.

En el estudio se analizaron alimentos de compañías como Nurture, Hain Celestial Group, Beech-Nut Nutrition y Gerber, una unidad de Nestlé. Sin embargo, el subcomité manifestó que Walmart, Campbell Soup y Sprout Organic Foods se negaron a cooperar con la investigación.

De acuerdo con el informe, los estándares de las compañías “permiten niveles peligrosamente altos de metales pesados tóxicos”. Así mismo, indica que han vendido alimentos que los excedían.

Un portavoz de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dijo a la agencia Reuters que la entidad estaba analizando el informe.

La FDA señaló, además, que los elementos tóxicos están presentes en el ambiente y entran en contacto con los alimentos por medio del agua y el aire. Por ello, subrayó que “no se pueden eliminar por completo”. “Nuestro objetivo es reducir la exposición a elementos tóxicos en los alimentos en la mayor medida posible”, manifestó.

“Reconocemos que hay más trabajo por hacer, pero la FDA reitera su firme compromiso de continuar reduciendo la exposición del consumidor a elementos tóxicos y otros contaminantes de los alimentos”, dijo.

En respuesta al informe Walmart dijo que presentó su información al subcomité en febrero de 2020 y no recibió nuevos requerimientos. También manifestó que les pide a sus proveedores que cumplan con la disposiciones establecidas. “Lo que implica en el caso de alimentos para bebés y niños que los niveles deben cumplir o estar bajo los límites establecidos por la FDA”, sostuvo.

Por su parte, Campbell dijo en un comunicado en su sitio web, según Reuters, que sus productos son seguros y citó la falta de un estándar actual de la FDA para metales pesados en alimentos para bebés. Así mismo, señaló que colaboró con la investigación.