mundo

Estados Unidos elimina restricciones para viajes y remesas a Cuba

Joe Biden ya había levantado una serie de restricciones que existían desde el gobierno de Trump.


Estados Unidos dijo este miércoles (8 de junio) que suprimió ciertas restricciones para algunos viajes y envío de dinero a Cuba impuestas durante la era Trump, en aplicación de los cambios anunciados el mes pasado por el gobierno de Joe Biden.

El Departamento del Tesoro informó que a partir del 9 de junio su Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) modificó el Reglamento de Control de Activos Cubanos para implementar las medidas de política exterior hacia la isla caribeña anunciadas el 16 de mayo.

Entonces, la administración Biden dijo que tomaría medidas para “apoyar aún más al pueblo cubano, brindándole herramientas adicionales para llevar una vida libre de la opresión del Gobierno cubano y buscar mayores oportunidades económicas”.

Las nuevas regulaciones serán publicadas el jueves en el Registro Federal

Según adelantó el Tesoro, la normativa autoriza los viajes educativos grupales a la isla mientras sean auspiciados por una organización sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos, así como la asistencia a reuniones y conferencias profesionales en Cuba. La enmienda no permite viajes para actividades turísticas.

Además, se quita el límite trimestral de 1.000 dólares para las remesas familiares a ciudadanos cubanos que son parientes cercanos. Y se permiten las remesas de donaciones a ciudadanos cubanos, siempre y cuando no sean funcionarios del Gobierno vetados, miembros del Partido Comunista de Cuba vetados o familiares de ellos.

Estas restricciones habían sido impuestas durante el gobierno del republicano Donald Trump (2017-2021), quien endureció el embargo económico que Estados Unidos aplica desde 1962 a Cuba con el fin de forzar un cambio de régimen.

Las medidas de Trump revirtieron la apertura propiciada por su antecesor, el demócrata Barack Obama (2009-2017), de quien Biden fue vicepresidente.

La Administración Biden ya levantó una serie de restricciones impuestas por Trump a los vuelos a Cuba, según una orden publicada el 1.° de junio por el Departamento de Transporte.

Esas limitaciones impedían que aerolíneas comerciales y vuelos chárter estadounidenses llegaran a ciudades cubanas, excepto La Habana. Además, había un tope a la cantidad de vuelos chárter con destino al aeropuerto internacional José Martí.

“La publicación de algunas regulaciones sobre las medidas anunciadas el 16 de mayo por el gobierno de EE. UU., respecto a Cuba, confirma el carácter extremadamente limitado de este paso, la vigencia absoluta del bloqueo económico y de los aspectos más agresivos de las medidas de Trump”, tuiteó el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Estados Unidos reveló la nueva normativa hacia Cuba mientras esta semana tiene lugar en Los Ángeles la Cumbre de las Américas con Biden como anfitrión, y a la que, por primera vez desde 2015, el Gobierno cubano no fue invitado por “reservas” de Washington sobre la falta de espacios democráticos y la situación de derechos humanos en la isla.

Cuba califica exclusión de Cumbre de las Américas como “antidemocrática y arbitraria”

Cuba denunció que no existe ninguna justificación para la exclusión de representantes de la isla caribeña, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, a la que calificó como “antidemocrática” y “arbitraria” y resaltó la postura del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se negó a asistir al encuentro.

“No existe una sola razón que justifique la antidemocrática y arbitraria exclusión de país alguno del hemisferio de esa cita continental”, señaló el Gobierno cubano en una declaración oficial, al inicio de la cumbre en Los Ángeles, California (oeste de Estados Unidos).

El 25 de mayo, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo que en ningún caso asistiría al cónclave de Los Ángeles, por la exclusión de los tres países.

La declaración cubana afirmó que “entre la soberbia, el temor a que se escuchen verdades incómodas” y “el empeño en evitar que la reunión delibere sobre los temas más urgentes y complejos del hemisferio”, el Gobierno estadounidense “optó nuevamente por la exclusión como recurso para tratar de lograr un evento sin aportes concretos, pero provechoso para la imagen del imperialismo”.

Un funcionario del gobierno de Joe Biden señaló el lunes a la AFP que “Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a participar en esta Cumbre” porque “Estados Unidos sigue manteniendo reservas sobre la falta de espacios democráticos y la situación de los derechos humanos” en esos tres países.

*Con información de la AFP.