mundo

Francia investiga como posible atentado terrorista el asesinato de una policía a las afueras de París

Un hombre mató a cuchilladas a una mujer policía y fue abatido.


Un tunecino mató a puñaladas a una funcionaria de Policía este viernes en la entrada de la comisaría de Rambouillet, una apacible localidad al suroeste de París, antes de ser abatido por otros agentes.

“Por el momento”, los fiscales antiterroristas no han tomado a cargo la investigación, pero la Subdirección de Lucha contra el Terrorismo está “realizando una evaluación”, señaló la Fiscalía Nacional Antiterrorista (Pnat).

El primer ministro francés, Jean Castex, y su ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunciaron que se dirigían de inmediato a la comisaría de esta ciudad ubicada a unos 60 kilómetros al suroeste de París.

“El primer ministro y el ministro del Interior se dirigirán a la comisaría de Rambouillet para examinar la situación con el prefecto y las fuerzas de seguridad interior”, dijo el Gobierno en un comunicado.

“Prestarán su apoyo a los compañeros de la víctima y, a través de ellos, a todo el cuerpo de Policía nacional” y a las fuerzas de seguridad “atacadas una vez más”, señala el comunicado.

El ataque tuvo lugar en la entrada de la comisaría de esta ciudad de 26.000 habitantes hacia las 2:20 pm local, indicaron a la AFP fuentes policiales.

Policía de Francia. (Photo by Sylvain Lefevre/Getty Images)
Policía de Francia. (Photo by Sylvain Lefevre/Getty Images) - Foto: Getty Images

Según los primeros elementos de la investigación, la funcionaria administrativa, de 49 años, fue acuchillada dos veces en la garganta cuando regresaba de su hora de almuerzo.

La víctima sufrió en un principio un paro cardíaco y falleció poco después, a pesar de la intervención de los socorristas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, identificó a la víctima como Stéphanie y escribió un emotivo mensaje en Twitter: “Ella era una oficial de Policía. Stéphanie fue asesinada en su comisaría de Rambouillet. La nación está al lado de su familia, sus compañeros y la Policía. En la lucha contra el terrorismo islamista, no nos rendiremos”.

La presidenta de la región de París, Valerie Pecresse, dijo a la cadena BFM TV pocos minutos después del suceso que no se puede descartar que haya sido un ataque terrorista.

La Policía Nacional de Francia rechazó el atentado y expresó que “está de luto. Nuestra colega Stéphanie M. fue asesinada cobardemente en las instalaciones de la #Rambouillet . Compartimos el inmenso dolor de su familia y compañeros de @PoliceNat78

“El horror una vez más apunta y golpea a las fuerzas del orden”, señaló por su parte el sindicato policial Alianza en Twitter.

Su agresor, de nacionalidad tunecina y de 36 años, murió poco después abatido por otro policía, indicó una fuente oficial.

El fiscal antiterrorista, Jean-François Ricard, está dirigiendo la investigación.

“El curso de los hechos, la realización de los hechos y las palabras del autor justifican la remisión del Pnat”, declaró en el acto el fiscal, evocando en particular “elementos de identificación” por parte del perpetrador, así como la condición de oficial de policía de la víctima.

El agresor habría explorado previamente el sitio y habría gritado consignas religiosas tras el ataque. Según fuentes judiciales, el atacante habría dicho “Alá es grande”. Sin embargo, el atacante no tenía antecedentes penales y tenía sus papeles en regla.

La Policía francesa informó que tiene bajo su custodia a tres personas relacionadas con el atacante las cuales podrían aportar información crucial sobre el violento hecho y las posibles motivaciones.

Un cordón de seguridad impedía a una decena de curiosos acercarse a la comisaría, situada en una zona residencial acomodada, constató un periodista de la AFP.

Los últimos años han estado marcados por varios ataques con cuchillo en Francia. El 16 de octubre de 2020, en este mismo departamento del país (Yvelines) un profesor de secundaria fue decapitado por un joven de 18 años de origen checheno.

En 2019, en una estación de Policía de París, hubo otro apuñalamiento que dejó cuatro muertos. Y hace seis meses un maestro de escuela fue decapitado por un adolescente islamista. Desde 2012, 269 personas han fallecido por ataques de integrismo islamista en Francia.

Con información de AFP