méxico

Fuerte sismo prendió las alarmas de habitantes de ciudad de México la madrugada de este viernes

De momento, las autoridades no reportan afectaciones.


Con el recuerdo de varios eventos telúricos de importante magnitud, y la activación de la alerta sísmica de la ciudad, se despertaron este viernes los habitantes de la capital de México, luego de que a las 3:17 a. m. de este 12 de agosto, su sueño fuera interrumpido por un temblor de 5,3 grados en la escala de Richter.

Según precisan las autoridades geológicas de ese país, el fenómeno natural tuvo su epicentro a 33 kilómetros al sur de la localidad de Huetamo, en el estado de Michoacán, presentando además una profundidad de solo 10 kilómetros, lo que lo hizo perceptible en algunos territorios cercanos; incluida la capital del país, activando un sistema de alerta propio de esa metrópoli, el cual estuvo sonando por espacio de aproximadamente 10 minutos; según recogen medios locales.

La activación de la alerta, y el fuerte sacudón de tierra, sembraron el pánico en algunos pobladores, quienes aún tienen vivo el recuerdo de varios de los movimientos de tierra que han afectado a la capital azteca.

Por su parte, las autoridades de gestión del riesgo y emergencias, como la Protección Civil, activaron sus redes de comunicaciones en todo el país, con el objeto de determinar eventuales afectaciones derivadas del movimiento de tierra, entregando un parte parcial de normalidad, al no evidenciarse mayores daños, ni incidentes que pudiesen ser considerados como ‘graves’.

En el marco de la activación de la alerta, autoridades civiles de la capital de México, como la jefe de Gobierno del D.F., Claudia Sheinbaum, dispusieron el incremento del patrullaje en las distintas zonas para, en medio de la madrugada, y ante la eventual ocurrencia de un nuevo temblor, se continuara verificando la existencia de alguna eventual afectación.

Sin embargo, a través de sus redes sociales, la propia funcionaria se manifestó para entregar un parte de tranquilidad, confirmando que “todo en calma y sin afectaciones en la Ciudad”.

La alarma también despertó al presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, quien se manifestó sobre lo ocurrido a través de sus correspondientes redes sociales, entregando mayor información sobre las características del sismo, y confirmando que, el parte nacional también era de tranquilidad.

Tras la ocurrencia del sismo que sacudió al D.F., las autoridades sismológicas del país han reportado, hasta la 8:00 a. m., la ocurrencia de otros 15 movimientos telúricos, de mediana intensidad, en ese país.

En medio de la alerta, a través de las redes sociales, decenas de usuarios expresaron su preocupación frente a lo ocurrido, reportando haber sentido el sismo, y bromeando, a través de memes, para suavizar los momentos de pánico experimentados durante la madrugada.

Mientras tanto, la atención mediática de ese país sigue centrada sobre el proceso de rescate de diez mineros atrapados en una mina de carbón en el estado de Coahuila, emergencia que ya se ha extendido por cerca de una semana, luego de que, en medio de su jornada, los trabajadores perforaran una pared, que comunicaba con un socavón que se encontraba inundado, permitiendo que la mina en que la ellos permanecían también se inundara.

En medio de la emergencia, la primera fase del operativo de rescate se ha centrado en la evacuación de la mayor cantidad posible de agua, con el objetivo de permitir el ingreso de los rescatistas.

Una exploración realizada la tarde del pasado jueves, por parte de buzos militares, confirmó que las actuales condiciones no son las óptimas, aduciendo la existencia de baja visibilidad, además de algunos elementos que se consideran obstáculo para el acceso de los expertos en rescate, explicando además que, dado el alto nivel de agua que aún permanece en la mina, es imposible retirar dichas barreras.

Este viernes, un nuevo balance por parte de las autoridades, hablaría de un panorama más factible para el ingreso de los rescatistas, luego de que en la tarde del jueves se instaran bombas de mayor poder para drenar agua, no obstante, la esperanza de los familiares de las víctimas, de volver a verlos con vida, están cada vez más disueltas.