GOLPE LEGAL A FLEIPE GONZALEZ


El tribunal constitucional asestó su primera derrota política al gobierno socialista, al anular la parte principal de la ley reguladora de las autonomías regionales. Un año después de recibir los recursos contra la ley orgánica de armonización de los procesos autonómicos (LOAPA), presentados por los gobiernos autónomos de Cataluña y el país Vasco y por 50 diputados nacionalistas y comunistas, la alta corte falló que la ley no es orgánica ni armonizadora, y que 14 de sus 38 artículos son inconstitucionales. Esto significa que la ley es inferior a los estatutos de autonomía y que sus artículos y contenido deben modificarse en tal sentido por el Parlamento antes de su promulgación.