Home

Mundo

Artículo

Menor salió volando de atracción en Filipinas durante celebraciones de Halloween.
Menor salió volando de atracción en Filipinas durante celebraciones de Halloween. - Foto: Twitter @yankee_yanez

mundo

Impresionante: un niño salió volando de una atracción en un parque y perdió un pulmón

El accidente se produjo en una de las celebraciones por Halloween el martes primero de noviembre.

Tanto los parques de diversiones como diferentes centros de esparcimiento suelen ser el lugar predilecto para niños y adultos, pues representan actividades distintas a las que usualmente desempeñan. Al acudir a estos sitios, los asistentes confían en las medidas de seguridad; sin embargo, pese a que se cuente con los permisos necesarios nunca se está exento a que un imprevisto pueda ocurrir.

Justamente una tragedia fue lo que sucedió en la provincia filipina de Pangasinan, cuando una atracción terminó expulsando a un niño y le provocó la pérdida de un pulmón. Un video captó el instante en el que el menor, de 13 años, sale volando del artefacto giratorio, lo que en seguida despierta la angustia y los gritos de quienes presenciaron el accidente.

El carrusel, conocido como ‘ola swinger’, y en el que estaban varios pequeños, iba a alta velocidad (aspecto que genera la adrenalina e interés a la hora de subirse). No obstante, lo último que esperaban los familiares de Mark Fajardo y otros asistentes al parque es que las cosas se salieran de control.

Luego de la emergencia, el niño fue llevado a un centro hospitalario donde logró sobrevivir, pero a costa de uno de sus pulmones que no soportó el impacto. La mamá, Marivic Fajardo, aseguró que su hijo no había incumplido las normas de seguridad como algunos comentaban.

“Los médicos me dijeron que tenía que tener cuidado ya que ahora solo le queda un pulmón. Espero que los operadores no inventen historias. Están culpando a mi hijo, diciendo que quitó la cerradura. ¿Por qué haría eso cuando el viaje iba tan rápido?”, dijo la mujer, según Daily Mail.

La tragedia se desató en plenas celebraciones de Halloween, el martes de la semana pasada, primero de noviembre. El jefe policial, Ria Tacderan, indicó que se adelantan las investigaciones para determinar lo que provocó que el menor fuera expulsado por la ‘ola swinger’. “Nuestro problema ahora es ver si alguien está monitoreando o revisando las atracciones antes de que se usen”, afirmó.

Según ese medio británico, el lugar cuenta con un permiso para operar, pero está sujeto a revocarse si se encuentran irregularidades sobre las políticas de seguridad.

Otro accidente similar

El de Mark Fajardo no es el único accidente de este año, en circunstancias parecidas. A mediados de octubre la visita a un parque de atracciones en Australia se convirtió en una pesadilla para una niña de cinco años, quien perdió dos dedos cuando su mano quedó atrapada en un carrusel.

La emergencia llevó a que los asistentes se vieran obligados a llamar a los bomberos para ayudar a la menor, de acuerdo a lo informado por el portal news.com.au. Las pesquisas apuntaron a que ella estaba en la sección “patio de recreo”, cuando su mano quedó comprometida.

El cuerpo de bomberos Fire and Rescue NSW desplazó parte de su equipo para que la atracción fuera desmontada cuanto antes, así como para apoyar en la búsqueda de los dedos. Posteriormente, la llevaron al Children’s Hospital at Westmead.

“El Concejo está al tanto de un incidente que involucró a una niña y una pieza del equipo del patio de recreo, que ocurrió en Strathfield Park”, señaló a The Daily Telegraph un portavoz del Concejo del suburbio australiano, antes de indicar que estaban “tratando de ponerse en contacto con la familia para apoyarlos en este momento difícil”.