mundo

Increíble: a los 83 años, un argentino se convierte nuevamente en padre

El hombre ya tenía dos hijos más de su primer matrimonio y ahora graba videos para su pequeño.


Mediante las redes sociales se conocen nuevas historias cada día; así sucedió con un hombre que se ha hecho conocer en este mundo de la web porque fue padre -de nuevo- recientemente, pero lo que llama la atención es su edad.

El sujeto tiene 83 años y tiene un hijo de poco menos de un año. El adulto mayor es de Argentina y se hizo viral porque, consciente de su edad, graba cada día videos, audios y se toma fotos para que en el momento que falte, su pequeño pueda recordarlo.

Estefanía Pasquini, su esposa desde 2019, tiene 35 años y es la madre del menor, quien, además, se encuentra muy feliz y lo deja saber en los textos con los que acompaña sus publicaciones en Instagram, por ejemplo.

Alberto Cormillot es su nombre y ya era conocido en su país porque es un médico especialista en nutrición y obesidad, que, además, formó parte de la Cámara de Representantes, y fue también ministro de Acción Social en la provincia de Buenos Aires y secretario de Calidad de Vida de la Ciudad de Buenos Aires, en donde nació en 1938.

El reconocido médico argentino es director y creador de instituciones como Clínica de Nutrición y Salud, Dieta Club (grupos profesionales para adelgazar) y Fundación ALCO -grupos de autoayuda-, que cuenta con gran actividad en una buena parte de Argentina y en varios países del mundo. Y alimenta con frecuencia su blog Cómo come Cormillot y los sitios web drcormillot.com y dietascormillot.com.

Entre tanto, conforme lo registró el diario El Comercio, el doctor Cormillot dijo en diálogo con el programa América TV que desea estar con vida al menos dos décadas más para ver a su retoño graduarse y añadió: “Quiero llegar a los 105 porque quiero verlo recibido. Pongo mucha energía en todo lo que hago”.

Mientras que en conversación para el diario de ese país, La Nación, afirmó: “Nunca me imaginé siendo padre. No es que un día me levanté y dije: ¿qué ganas con ser padre? No, tenía ganas de estar con Estefi y de armar una vida y una familia con ella. No tuve el deseo así aislado, sino que tuvo que ver con ella”.

“Es un proyecto de armado de una familia con la persona que yo amo, que es joven, para que pueda tener un hijo. Me alegro por la alegría que tiene ella. Yo no cedí, ella no me lo pidió, salió de mí. Ella pensaba que no se iba a enamorar más”, agregó Cormillot.

Y dijo que en “los últimos diez años no se había enganchado con nadie, tampoco sabía si quería tener un hijo. Cuando nos encontramos le dieron ganas de tener un hijo. Es como lo que pasa en cualquier otra pareja, con la salvedad de que tengo muchos años más”.

“Parece como que estás desafiando la vida. Sí, puede tener un hijo, una monoparental, pero no un adulto mayor. No es muy juicios el tema. Un adulto mayor es una sobrecarga, es desechable, descartable ni siquiera reciclable y, bueno, mucha gente compra eso. Yo no lo compro ni lo compré”, puntualizó.

Mientras tanto, el hombre sigue acompañando a su bebé en su crecimiento y a sus nietas, porque tiene dos hijos de su primer matrimonio, Adrián y Reneé, de 47 y 55 años, respectivamente. Su primera esposa falleció en 2017, pero el amor le dio una nueva oportunidad.