Home

Mundo

Artículo

Protestas George Floyd
MINNEAPOLIS, MINNESOTA - 31 DE MAYO: Un manifestante es arrestado durante una protesta contra la brutalidad policial y la muerte de George Floyd, el 31 de mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesota. Continúan las protestas en ciudades de todo el país por la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis el 25 de mayo (Foto de Scott Olson / Getty Images). - Foto: Getty Images

mundo

Informe especial | Las protestas raciales en EE. UU. y el cambio histórico que representan

Arden las calles de Mineápolis, en el estado de Minnesota. Mientras el país espera el fallo contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de matar a George Floyd, volvió a suceder. Una oficial asesinó a Daunte Wright, otro hombre negro desarmado.

“Digan sus nombres”, ese es el clamor que se escucha desde la muerte de George Floyd en las calles de Mineápolis. Un doloroso llamado que suena también como un grito de guerra. La muerte de Floyd en mayo del año pasado fue la gota que rebosó la copa de la comunidad afrodescendiente en Estados Unidos, cansada de la brutalidad policial que con demasiada frecuencia se lleva vidas.

La ciudad ya ardía con frustración y rabia mientras avanza el juicio en contra de Derek Chauvin, el oficial acusado de matar a Floyd, cuando la historia se repitió. Una mujer policía disparó, supuestamente por error, contra de Daunte Wright, un hombre negro que estaba desarmado.

El más reciente asesinato de un afrodescendiente a manos de la Policía promete no quedar en el olvido. Hoy su nombre se escucha fuerte y claro en medio de multitudes en Minnesota y otros estados donde acatan el clamor de decir sus nombres hasta que se haga justicia.

La muerte de George Floyd marcó un antes y un después en la historia de los Estados Unidos. No fue la primera víctima ni la última. Se estima que 350 afrodescendientes desarmados han fallecido en ese país a manos de policías en los últimos 7 años. En un 75 % de los casos quien dispara es un uniformado blanco y rara vez terminan tras las rejas.

Lo que hizo que la muerte de Floyd fuera tan mediática fue que quedó grabada en video e impresionó la crueldad con que Derek Chauvin sostuvo su rodilla sobre el cuello de Floyd durante 9 minutos y 29 segundos mientras el hombre de 46 años gritaba que no podía respirar. Su muerte desató las protestas más grandes de la historia por brutalidad policial.

Se estima que más de 15 millones de personas marcharon en 2.000 ciudades en 60 países y por lo menos 14 mil fueron arrestadas. En Estados Unidos decretaron toque de queda en 200 ciudades y 96 mil miembros de la guardia civil fueron enviados a diferentes estados para mantener el orden.

Protestas George Floyd
En un punto casi que de peregrinaje se ha convertido el monumento y el mural que honra a George Floyd en la calle donde se crio en Houston, Texas. Días después de su muerte, el rostro de Floyd empezó a aparecer en murales alrededor del mundo, incluso en las principales capitales europeas y en varias naciones del África. - Foto: Getty Images
Protestas George Floyd
Tres días después de la muerte de Floyd, los manifestantes incendiaron una tienda en Mineápolis como protesta. En 200 ciudades en Estados Unidos tuvieron que decretar toque de queda y 96 mil miembros de la guardia civil patrullaron las calles por orden del entonces presidente Donald Trump. - Foto: Anadolu Agency via Getty Images
Protestas George Floyd
El vandalismo durante las protestas por la muerte de George Floyd dejó más de mil millones de dólares en daños. Estas fueron las protestas más costosas en la historia de los Estados Unidos, superando el costo que dejaron las manifestaciones en Los Ángeles en 1992 tras la muerte de Rodney King. - Foto: Anadolu Agency via Getty Images
Protestas George Floyd
Las autoridades en Mineápolis-Saint Paul no descartan volver a activar a la guardia civil el día que se conozca el fallo en el caso de Derek Chauvin, acusado de matar a Floyd. La ciudad construyó una cerca de un millón de dólares para proteger los edificios gubernamentales y las cortes locales en caso de desmanes. - Foto: Los Angeles Times via Getty Imag

Esta semana continuó el juicio contra Derek Chauvin por la muerte de Floyd. Se está transmitiendo en directo por televisión y se podría conocer el fallo la semana que viene. La defensa del expolicía trata de argumentar que Floyd era drogadicto y que habría muerto por una sobredosis de fentanilo y metanfetaminas, así como por problemas cardiacos. Los abogados de la familia de Floyd presentaron evidencia de que la muerte fue por asfixia.

derek chauvin
El juicio en contra de Derek Chauvin puede terminar esta semana. Se le acusa de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. El expolicia enfrenta entre 11 y 15 años de carcel, aunque la pena máxima que podría recibir es de 40 años tras las rejas. Otros tres oficiales están siendo investigados por su complicidad en este caso. - Foto: AFP

Mientras avanzaba en Minnesota el juicio en el caso Floyd, la violencia contra los afrodescendientes volvió a suceder. Una mujer policía disparó su pistola contra Daunte Wright, un hombre negro de 20 años que había sido detenido porque tenía la licencia del carro vencida.

Wright, que tenía una orden de arresto por robo y asalto, trató de huir de la Policía. Fue entonces cuando Kim Potter supuestamente creyó que le disparaba con su pistola táser, pero resultó ser la letal. La oficial fue detenida y acusada de homicidio; sus actos aumentaron las protestas que se han registrado todas las noches en Mineápolis desde la muerte de Wright el domingo pasado.

padres daunte wright
Los padres de Daunte Wright lloran la muerte del joven de 20 años. Su padre es Aubrey Wright y su madre Katie Wright. La víctima llamó a su mamá después de que lo detuviera la Policía para pedirle información sobre el seguro del carro. La Policía lo hizo colgar y segundos después le dispararon. - Foto: Getty Images via AFP
Daunte Wright
Angie Golson, abuela de Daunte Wright, llora mientras habla durante una conferencia de prensa frente al Centro de Gobierno del Condado de Hennepin. El juicio contra Kimberly Potter, la policía que le disparó a su nieto, comienza el 17 de mayo. - Foto: AP

A la tensa situación racial en Estados Unidos se sumó un caso más. A finales de esta semana se conoció el video de cuando un agente en Chicago mató a tiros a Adam Toledo, un niño latino de 13 años que huía de la Policía con los brazos en alto.

La brutalidad policial en contra de las minorías, pero en especial en contra de los negros, es el principal motivo de muerte de los hombres de esa raza en esa nación. Uno de cada mil hombres afrodescendientes muere baleado por la Policía.

En lo que va de este año, la cifra de fallecidos es de 30 negros en tres meses. A diferencia de otros momentos en la historia, esta vez la comunidad negra está más organizada, conoce sus derechos, no tiene miedo y no está dispuesta a callar más.

Protestas George Floyd
Desde la muerte de Floyd no han cesado las protestas en Estados Unidos. Esta semana, más de 60 personas fueron detenidas por manifestarse en contra de su muerte y la de Daunte Wright. Muchos hacen un llamado a que se suspendan los fondos destinados a la Policía. - Foto: Getty Images
Protestas George Floyd
Las manifestaciones, muchas convocadas por el grupo en defensa de los derechos de los negros "Black Lifes Matter", se han tornado violentas. Los organizadores aclaran que las marchas se inician de manera pacífica, pero que en muchos casos infiltrados las convierten en enfrentamientos con las autoridades. - Foto: Getty Images
Protestas George Floyd
Muchos de los manifestantes exigen una reforma a la Policía en su nación. Los cambios que piden incluyen entrenar a profesionales en temas de salud mental para atender casos de disputas domésticas, exceso de alcohol y droga o infracciones de tránsito. Creen que esto reduciría las muertes a manos de oficiales. - Foto: Getty Images

A los de Floyd y Wright se suma otro caso que ya había estremecido a Mineápolis. En 2016 murió Philando Castile, a quien un policía disparó mientras buscaba su licencia. También se presentó un hecho en Nueva York, donde murió en 2014 Eric Garder, asfixiado por un policía. En Misuri falleció Michael Brown, baleado por un policía por supuestamente haber robado una caja de cigarros. Ese año falleció también Tamir Rice, un niño de doce años que jugaba con una pistola falsa en Ohio, y el año pasado fue Breona Taylor, a quien la Policía mató al entrar por error a su apartamento en Kentucky.

Eric Garner
Eric Garner falleció en julio de 2014 en Nueva York. Murió asfixiado por un policía que lo acusaba de vender cigarrillos sin licencia. Sus últimas palabras se convirtieron en un eslogan para la comunidad negra en ese país: "No puedo respirar". - Foto: Getty Images
Michael Brown
Michael Brown murió baleado por un policía el 9 de agosto de 2014 en Ferguson, Misuri, Estados Unidos. Su muerte desató días de protestas que obligaron al gobernador del estado a pedir apoyo de la guardia nacional y decretar toque de queda. - Foto: Getty Images
Tamir Rice
En noviembre de 2014 murió a manos de la policía Tamir Rice, en Ohio. El niño de 12 años jugaba con una pistola de mentira que un oficial confundió con una real. La llamada que recibió la Policía de un vecino de Tamir indicaba que la pistola era falsa y que se trataba de un menor de edad. - Foto: Corbis via Getty Images

La tensión llegó a tal punto en Estados Unidos que ya la guardia nacional se prepara en caso de que el fallo en el caso George Floyd favorezca a Derek Chauvin desatando aún más protestas.

En esa nación, un 14 % de la población es negra; sin embargo, representan un 24 % de los casos de brutalidad policial. Las muertes recientes dan a entender que esta vez esa comunidad ni quienes defienden sus derechos están dispuestos a permitir una muerte más solo por el color de la piel o el estatus social. Su clamor de respeto retumba en el mundo entero y en todos los rincones se dicen los nombres de sus víctimas para que no se repita jamás.