justicia

Insólito: una hora de horror durante masacre en Montenegro fue por cobro de un alquiler

El agresor era un hombre de 34 años que mató a 10 personas antes de ser abatido.


En uno de los países más pequeños de Europa, la República de Montenegro, sucedió una tragedia de grandes proporciones que tiene enlutados a los 600.000 habitantes del lugar, quienes están en tres días de duelo a partir de este 13 de agosto.

Una disputa por el cobro de un alquiler, llevó al hombre que protagonizó una masacre sin precedentes en esa zona del mundo, a actuar de la manera como lo hizo, según establecieron las autoridades que siguen el caso. En los hechos, diez personas fallecieron, no solo varios integrantes de la familia que habitaba la vivienda de propiedad del agresor, sino también algunos de los vecinos y personas que transitaban por las calles en esos momentos.

Entre las víctimas hay dos menores de edad, según confirmaron los agentes de investigación judicial en el país; mientras que seis personas en total resultaron heridas.

En una publicación de la cadena de medios DW se informó que Vuk Borilovic, el victimario, irrumpió en la vivienda de su propiedad, la cual venía siendo ocupada por sus inquilinos, y disparó con una escopeta de caza, con la cual, segó la vida de dos niños, uno de 8 años y otro de 11. En el mismo hogar (el de los inquilinos), la madre de los menores quedó gravemente herida y posteriormente falleció en un hospital de la localidad de Medovina, en el sudeste del país.

El director de la policía de la localidad, Zoran Brdjanin, relató a los medios de comunicación locales que el hombre, descontrolado, disparó contra la familia que vivía en su propiedad, pero no se detuvo allí. El agresor, identificado como Vuk Borilovic, se dirigió a la casa de sus vecinos y allí volvió a soltar las ráfagas mortales. Dos ancianos y su hijo murieron en el hecho, mientras que el nieto de la misma familia resultó gravemente herido.

Pero allí no terminó el horror. El agresor salió a la calle, como enloquecido, y disparó contra cuatro personas más, que transitaban en ese momento por los alrededores de su vivienda, e hirió a otras cinco.

Masacre
Montenegro, país europeo donde ocurrió una masacre provocada por la disputa por el pago de un alquiler. - Foto: DatosMundial.com

Un centenar de balas

Los primeros testimonios alrededor del caso dan cuenta de que Borilovic habría soltado al menos un centenar de balas durante una hora en la que los habitantes de la población, ubicada en el país que figura en los registros geográficos, como el número 162 entre los más pequeños del mundo.

En los hechos, un policía resultó herido. Varios miembros de las autoridades locales intentaban controlar al agresor, lo que impedía que el personal médico pudiera prestarle ayuda a los heridos. Aún con la experticia de los médicos, los profesionales de la salud se ponían las manos en la cabeza y no daban crédito a lo que estaban presenciando.

El horror permaneció en la población, inclusive, horas después de que Borilovic fuera dado de baja, tras los disparos que hizo -presuntamente- uno de los vecinos de la zona.

Los medios de comunicación informaron que en Montenegro, el primer ministro, Dritan Abazovic, conmocionado, anunció que habrá tres días de duelo en memoria de las víctimas de la masacre.