Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/1997 12:00:00 AM

LA CAIDA DE BHUTTO

LA CAIDA DE BHUTTO LA CAIDA DE BHUTTO
Cuando llegó al poder en Pakistán por primera vez en 1988, tras asumir las banderas de su padre, el ejecutado primer ministro Sulfikar Ali Bhutto, Benazir Bhutto se convirtió en el ejemplo y la inspiración de millones de mujeres musulmanas, como la primera mujer en gobernar un Estado islámico contemporáneo. Pero a pesar de su enorme popularidad y del encanto que produjo en Occidente, la carrera política de la señora Bhutto se debatió entre la gloria y la ignominia. En este año esa carrera pareció llegar a su fin cuando fue destituida y puesta bajo custodia por el presidente Farrooq Leghari, junto con su marido, Asif Zardari. La medida llegó inevitablemente luego de que se hicieran inmanejables las acusaciones sobre mala administración, corrupción y nepotismo (su esposo era ministro de Inversiones en el exterior). La Bhutto demostró así que no aprendió la lección de 1990, cuando su primer gobierno fue defenestrado en circunstancias parecidas. Pero esta vez su resurrección política parece improbable.

EDICIÓN 1929

PORTADA

EE.UU y Colombia.: con amigos así...

La injerencia del Tío Sam está comenzando a preocupar a algunos y a incomodar a otros. Desde hace mucho tiempo no había tantas decisiones tan estructurales bajo la lupa de Estados Unidos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1929

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.