mundo

Informe denuncia una supuesta campaña de Huawei para posicionarse en Europa a través de cuentas falsas

La compañía habría utilizado cuentas de redes sociales para difundir artículos relacionados con la infraestructura de redes 5G.


En octubre de 2020, la compañía china Huawei quedó por fuera de los principales contratos para desarrollar las redes de quinta generación en comunicaciones en Bélgica, el corazón de Europa. En ese momento, Orange y Proximus eligieron a Nokia como la encargada de implementar la construcción de las redes, en parte por la presión ejercida por Estados Unidos para no elegir a la empresa.

Entre las presiones desde Washington, se señalaba que Bélgica alberga las principales sedes de la diplomacia del mundo, como lo es la Unión Europea y también la sede principal de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Para EE. UU. resultarían preocupantes los problemas de seguridad a los que podrían someterse los países si la 5G la desarrollaba Huawei.

En su momento, Huawei rechazó estas insinuaciones, pues se trata de la compañía con mayor producción y distribución de equipos de telecomunicaciones. Antes de esto, Huawei ya había tenido un mal rato en el Reino Unido, que en julio del año anterior también excluyó a la tecnológica del desarrollo de estas redes en su país.

Ante esto, diferentes compañías dedicadas a la investigación de información falsa o alterada en las redes sociales identificaron un patrón de comportamiento entre algunos ejecutivos de Huawei, exempleados y también las cuentas oficiales de la compañía en ciertos territorios.

Parte de la información gira en torno a Edwin Vermulst, un abogado comercial de Bélgica a quien Huawei le pagó por escribir un artículo sobre las medidas emprendidas en este país para que Huawei no tuviera contratos lucrativos en el desarrollo de la infraestructura 5G. En el momento del contacto, el artículo no tenía más que un fin académico y una mirada independiente a la situación, pese a que Vermulst trabajó en años anteriores con la compañía china.

Sin embargo, después de liberada la información y el artículo, aparecieron por lo menos otras 14 iniciativas y cuentas en redes sociales de personas que se hacían pasar por expertos en telecomunicaciones y derecho para validar el artículo de Vermulst, y además, replicar otra serie de textos en los que se hablaba del “daño” que la política de Bélgica hacía a la competencia entre estas empresas.

La compañía de telecomunicaciones china construirá una fábrica en Francia que espera comience su producción en 2023.
La compañía de telecomunicaciones china construirá una fábrica en Francia que espera comience su producción en 2023. - Foto: AP. Mark Schiefelbein.

Graphika, la empresa de investigación que estudia la desinformación en las redes, alertó que después de esas 14 cuentas aparecieron otras más que replicaban todo el contenido, pero que parecían ser ciudadanos del común.

Pese a esto, la empresa pudo constatar que se trataba de cuentas falsas, ya que hasta las fotos de perfil habían sido desarrolladas a través de computadores, una de las prácticas utilizadas en redes para este tipo de cuentas. Uno de los investigadores de Graphika dijo que se trabaja de un nuevo indicio de “manipulación” y que son tácticas especialmente utilizadas en los gobiernos y no por las compañías.

En sus declaraciones, Ben Nimmo dijo que no se trataba de “un país atacando a otro. Parece una operación para promover los intereses de una gran multinacional contra un Estado europeo”.

Y es que, según el informe, no fueron solo los contenidos en las cuentas falsas, sino que los artículos que se desarrollaron para hablar sobre las redes 5G, su entorno legal, entre otras temáticas, fueron replicados al menos 60 veces en la cuenta de Twitter de Kevin Liu, presidente de comunicaciones y asuntos públicos de Huawei en Europa Occidental, y en la cuenta oficial de Huawei en Europa.

Ante la situación, Huawei expidió un comunicado señalando que sus políticas internas no permiten este tipo de prácticas y que había comenzado una investigación para llegar al fondo de lo que sería esta “campaña de manipulación”. “Nos han informado sobre algunas actividades en línea y redes sociales que sugieren la posibilidad de que no hayamos cumplido con estas políticas y con nuestros valores integrales de apertura, honestidad y transparencia”.

Posterior a esto, Twitter eliminó las cuentas que fueron señaladas por Graphika como falsas.