Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/24/2013 12:00:00 AM

La cárcel con los presos más felices del mundo

En Noruega tratan a los reos de manera más humana y según el director de la cárcel solo el 20 por ciento de ellos vuelve a delinquir.

La cárcel con los presos más felices del mundo Esta es una de las habitaciones de la prisión de Halden. Foto: .
El gobierno noruego no tiene establecida la cadena perpetua como condena y está convencido que cuando un preso salga de la cárcel es mejor que llegue como rehabilitado y no como resentido.

Por eso, la cárcel de Halden tiene más cosas en común con un hotel campestre que con un centro de reclusión en Colombia. En esta prisión en Noruega nadie comparte celda, y en cada habitación hay televisión y baño privado y se puede trabajar y estudiar libremente, sin barrotes, sin restricciones.

A los presos de Halden los tratan tan bien que incluso existen cabañas privadas para que cada uno de ellos pase tiempo con sus familias.

Are Oidal, director del centro de reclusión ha dicho que una parte esencial del proceso de rehabilitación es enseñarle a los presos nuevas habilidades. Y es que para los directivos de este centro los reclusos no son más que seres humanos correintes que cometieron un error.

Muchos de los detenidos aprenden a sentirse útiles para la sociedad en un futuro y aseguran sentirse mejores personas. Oidal es consciente que su metodología puede ser vista por muchos como “demasiado humanista” pero él le ha dicho a medios europeos que el sistema parece estarle funcionando, pues en un periodo de dos años desde que ponen a un preso en libertad solo el 20 por ciento de ellos regresa a prisión. 

EDICIÓN 1969

PORTADA

La caravana de la muerte: los misteriosos asesinos en moto que azotan Putumayo

Hombres en moto se mueven como fantasmas por las carreteras de Puerto Guzmán, Putumayo. Tocan a las puertas, llaman a las personas por su nombre y las asesinan. En tres semanas van al menos 6 muertos, otros han podido escapar. ¿Por qué nadie detiene a los matones?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1969

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.