india

La extraña condición médica de un hombre que puede pasar dormido hasta 25 días seguidos

Aunque no existe certeza sobre el origen de la condición que le ha llevado, progresivamente, a alcanzar tan extensos periodos de sueño, el paciente ‘sueña’ con que los expertos encuentren una respuesta a su condición.


Pukhram es el nombre de un hombre en la India que sufre una extraña enfermedad que lo ha llevado a sostener siestas que han durado hasta 25 días seguidos, situación que ha repercutido en todos los sentidos de su vida, y que ahora despierta la curiosidad del mundo.

Según detallan medios internacionales, la extraña condición del hombre se deriva de un trastorno conocido como Axis Hypersomnia, y actualmente le ha representado el estar durmiendo cerca de 300 de los 365 días del año.

El hecho tiene lugar en la aldea de Bhadwa en la India, y centra la atención de grupos de expertos, quienes sorprendidos, han reportado en este el primer caso de la extra situación, y el hombre llevaría padeciéndola por cerca de 23 años, en los que dichos períodos de sueño han ido en aumento, y que ha significado que Pukhram, comience a ser comparado con un ser mitológico llamado Kumbhkarna, el cual, según las leyendas, alcanzaba a tener periodos de sueño de hasta seis meses.

Sobre la enfermedad, el HPA Axis Hypersomnia, los expertos también han afirmado que esta puede originar fluctuaciones y cambios en la proteína del cerebro conocida como TNF-Alfa, la cual es “importante para la señalización celular, la base para el desarrollo, la reparación de tejidos, la inmunidad y más”, lo que representa a su vez algunas secuelas complementarias a la afectación en sí de su vida social debido a la somnolencia y largos periodos de siesta.

De acuerdo con declaraciones entregadas por el hombre a medios locales, este afirma que una de las formas que emplea para saber realmente el tiempo que ha dormido, es la acumulación de periódicos a la entrada de su vivienda, lo que le entrega un indicador de los días que han transcurrido desde que entró en su sueño profundo.

Medios locales también han recogido testimonios del hombre, en los que este describe que, a pesar de las afectaciones en su vida social y laboral, la condición que padece también le genera algunas repercusiones en su vitalidad, pues pese a que debe consumir medicamentos y suplementos para contrarrestar algunas de las consecuencias de sus largas siestas, siente fatiga, y un estado de somnolencia y dolores de cabeza frecuentes, que no le permiten ser productivo.

Las personas en el entorno de Pukhram, se han manifestado esperanzadas en que el hombre pueda, en algún momento, retomar su vida normal, pese a que, de momento, no se ha encontrado una cura para la curiosa enfermedad.

Debido al desorden del sueño de Pukhram, sus allegados afirman que el hombre “no puede desarrollar casi ninguna actividad, sin el riesgo a quedarse dormido, aduciendo a su vez el reto de cuidar de él dada su condición.

En declaraciones entregadas a la agencia de noticias ANI, y a India Today, y recogidas por medios internacionales, personas cercanas al paciente han afirmado que, la condición del grave trastorno del sueño de Pukhram, es una situación que ha ido en aumento, pues, según recuerdan, en sus primeras expresiones, representa periodos de no más de una semana, lo que fue aumentando de forma degenerativa hasta completar en la actualidad siestas de cerca de tres semanas.

Los familiares dicen que, siendo una condición tan preocupante, han consultado a varios expertos, sin que, hasta el momento, alguno de estos pudiese hallar la senda para curar el trastorno.

No obstante, dentro del tratamiento que le han sugerido, se encuentra la ingesta de medicamentos antidepresivos, y evitar el consumo de bebidas alcohólicas y medicinas sin prescripción, aduciendo que estos pueden eventualmente interferir en su proceso de sueño.

Frente a las causas de esta grave situación, los expertos también han afirmado que esta patología se deriva del padecimiento de otras alteraciones o trastornos del sueño precedentes, así como eventuales golpes en la cabeza, y situaciones de consumo excesivo de drogas y alcohol que hubiesen afectado su funcionamiento cerebral.

A su vez, otros expertos en la ciudad de Rajasthan, citados por medios internacionales que recogen la historia, han advertido que la patología también podría tener raíces en trastornos psicológicos, sumados a lesiones cerebrales derivadas de la ocurrencia de golpes o presencia de tumores

“La condición solo se vio como un trastorno psicológico en los libros o la ciencia médica. Es posible tratar esta condición al diagnosticarla lo antes posible”, aduce, en declaraciones recogidas por medios locales, la doctora Birma Ram Jangid.

Mientras avanza la investigación, Pukhram ‘sueña’ con que se encuentre una solución a su extraña patología.