Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/1995 12:00:00 AM

LA MILICIA GRINGA

La opinión pública norteamericana no sale de su asombro ante los grupos subversivos de su país.

LA MILICIA GRINGA LA MILICIA GRINGA
A SEMANA PASADA LOS norteamericanos perdieron su _ inocencia. Ello sucedió cuando las autoridades anunciaron la captura de Timothy Mc Veigh, un hombre muy distinto del arquetipo de los terroristas en el país del Norte. Mc Veigh es un típico 'Wasp' (white anglosaxon protestant) o sea blanco, anglosajón y protestante, y por añadidura ex militar cargado de medallas.
Ese era solo el comienzo. La entrega poco después de Terry Nichols comenzó a revelar una conspiración preparada para golpear duro en el corazón del país al cumplirse el aniversario de la masacre de Waco, Texas. Así se vengaría la muerte de 80 personas a consecuencia del ataque de los odiados agentes federales contra una extraña secta Davidiana. A tres semanas del peor atentado terrorista de la historia de su país, los estadounidenses han sido bombardeados con implicaciones inquietantes.
La primera es la existencia de una red de organizaciones paramilitares dispuestas a combatir al gobierno federal por la supremacía del hombre blanco y la ilegitimidad del gobierno para restringir sus libertades individuales. Conocido como el Movimiento Patriota, se trata de grupos como las Milicias de Michigan, Kansas, Texas y otros.
La ideología de esos grupos es una mezcla de odio por el gobierno, una interpretación apocalíptica de la Biblia, que les lleva a prepararse para luchar contra el 'Nuevo Orden Mundial', que para ellos es un período futuro en el que el mundo será dirigido por un solo gobierno dictatorial. Los miembros de esos grupos se consideran en guerra con Washington, y tienen instrucciones claras de cómo comportarse como 'prisioneros de guerra'. Al ser interrogado, Mc Veigh se ha limitado a dar su nombre, rango y fecha de nacimiento.
En segundo lugar, se ha conocido que los grupos subversivos consideran a la radio de onda corta como un medio fundamental para sus comunicaciones y proclamas. Se trata de por lo menos 20 estaciones que no tienen inconveniente en presentar la receta para elaborar toda clase de bombas.
Más preocupante aún, es el uso de la superautopista informática, o Internet, para difundir consignas e instrucciones. A partir de marzo, el sistema se vio inundado de mensajes sobre el tema, hasta llegar a declarar al 19 de abril (fecha de la explosión) como el 'Día de las milicias'. Como dijo un experto del Centro Simon Wiesenthal, "¿cuántas personas, sobre todo jóvenes, están en contacto con ese material? La implicación es que el Internet es capaz de sacar fácilmente de la oscuridad temas que en otras condiciones, pertenecerían a muy pocos. Este no es un desarrollo sano".
La reacción del gobierno de Bill Clinton ha sido la de pedir mayores facultades contra el terrorismo, lo cual podría ser precisamente uno de los torcidos objetivos de las milicias con el atentado de Oklahoma, porque así se agudizaría el conflicto. Ese factor se suma al temor de muchos expertos en el sentido de que el sistema procedimental estadounidense, que se ha visto a gatas para tratar un caso como el del ex futbolista O. J. Simpson por la notoriedad del acusado, se vea superado por un hecho como el bombazo. Muchos creen que un juicio justo en esas condiciones es imposible.

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.