Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/5/1990 12:00:00 AM

LA TELENOVELA DE MENEM

Con el telón de fondo de la extrema crisis económica, la pareja presidencial protagoniza melodrama conyugal.

LA TELENOVELA DE MENEM LA TELENOVELA DE MENEM
Todo empezó un viernes con la caída del mayordomo. La falta de "bollitos" y de fruta fresca en el desayuno que ofreció el presidente argentino Carlos Menem al presidente electo brasilero, Fernando Collor de Mello, desataron la ira de Zulema Yuma, esposa del presidente argentino, quien preparó maletas y abandonó la residencia de Los Olivos, trasladándose al apartamento privado de los Menem en la calle Posada, al centro de Buenos Aires.
No era el primer fin de semana negro de la pareja presidencial. Una semana después, la controvertida Zulema denunció públicamente que los teléfonos de la residencia de los presidentes estaban interceptados y justificó su traslado, probablemente definitivo, a su de partamento privado. En efecto, por lo menos siete micrófonos fueron encontrados en la Casa Rosada, el Palacio de Gobierno, y en la Quinta de Olivos, residencia oficial, instalados en zonas reservadas como el gabinete presidencial y el salón de recepciones.
La deteccion de los micrófonos fue hecha por el secretario general de la Presidencia, así como por funcionarios de la Secretaría de Informaciones de Estado, SIDE, órgano de inteligencia del gobierno. La noticia dió la vuelta a mundo y mucho se habló en las revista de corazón de los secretos de Zulema . Entre ellos la posible relación secreta que dicen que tiene, desde hace varios años, con un capitán del ejército.
También se recordaban las gaffes peleas de la pareja presidencial, que tienen agotados los mediadores de palacio, quienes se ven a gatas para apaciguar las aguas turbulentas del matrimonio. "No voy a aceptar que no se me respete, aunque eso me cueste ser la primera dama del país", había declarado ya durante la campaña electoral la primera dama, anunciando su disposición de no pasar inadvertida. La pésima relación de Zulema con su marido se manifiesta en muchas ocasiones. La pareja se había separado ya en el pasado hasta cuando por motivos políticos se volvieron a juntar para la campaña presidencial. Un presidente católico como Menem no quiere aparecer oficialmente sin esposa.
"Si un matrimonio no funciona como pareja, al menos puede funcionar políticamente. Podríamos ser útiles para el país", es otra de las perlas de la primera dama de la nación. Cuando en 1987 el nuncio apostólico monseñor Ubaldo Calobresi realizó gestiones para reconciliar el matrimonio, su argumento fue decisivo: "Tenemos que vivir en familia. Es cristiano y, además de eso, da votos".
Pero si bien los chismes y conjeturas llenaban páginas de las revistas faranduleras, el episodio de los micrófonos era visto como una demostración palpable del estilo de gobierno del nuevo presidente argentino. Según cálculos de la revista Noticias, Menem cambia altos funcionarios de su gobierno, cada día y medio atropella ministros y trata personalmente las cuestiones que le preocupan sin criterio alguno. Así, pues, para saber lo que va a pasar lo mejor es oír las conversaciones teléfonicas.
Pero el caso no solamente amenaza a la familia presidencial. Las esperanzas suscitadas con la elección del peronista Menem el 14 de mayo de 1989 se han ido desmoronando y el país está claramente en la olla. Se trata de un caos económico listo a transformarse en caos social y político. En seis meses de gobierno Menem ha cambiado cuatro veces de ministro de Economía y tres de director del Banco Central en medio de planes económicos que han fracasado estrepitosamente dejando claro que la crisis del país está fuera del control del presidente, cuya popularidad cayó del 76% al 31% en sólo un mes.
Junto con la caída de la popularidad ha caído también el ingreso per capita de los argentinos, que llega a sólo 120 dólares mensuales, uno de los más bajos del mundo. El producto interno bruto del país para 1989 fue de 45 mil millones de dólares contra los 70 mil millones de dólares de 1988.
Las promesas anunciadas el día de su posesión, el 8 de julio de 1989, de "pulverizar la crisis" y hacer una "revolución productiva" han en contrado fuertes obstáculos. Pero la mayor decepción hasta ahora ha sido el total descontrol de los precios con una inflación que llega al 600 por ciento anual. Como quien dice, "el palo no esta para cucharas" en Argentina como para recibir con sonrisitas cómplices los enredos domésticos del Presidente.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com